La impactante historia de Cristian U. con su perra fallecida: "Estuve dos veces a punto de suicidarme y gracias a ella no lo hice"

Molesto por la decisión del jurado de no salvarlo, el participante de Bailando 2012 explicó que la cara que le reprochó Marcelo Polino se debía a la muerte de su fiel amiga.

La conmovedora historia de Cristian U con su fallecida perra

La muerte de su perra Sasha le pegó fuerte a Cristian U, en la misma semana en que el jurado de Bailando 2012 lo mandó al voto telefónico junto a Charlotte Caniggia. Molesto por las duras críticas de Marcelo Polino, quien le reprochaba su gesto adusto, el ganador de Gran Hermano 2011 explicó en Este es el show el motivo de su "mala cara" anoche: el fallecimiento de su fiel amiga (tenía 16 años y era de raza Dogo), quien lo acompañó en sus momentos más difíciles e incluso lo salvó de quitarse la vida.

"Una vez me quise tirar de la terraza porque me había dejado Mari. Me tiré al piso a llorar, y la perra se me acostó en el pecho, me gruñía y no me dejaba levantar. Cuando me calmé, la abracé y me besaba", relató entre lágrimas Cristian.

Yo estuve dos veces a punto de suicidarme y gracias a la perra no lo hice. Una vez me quise tirar de la terraza porque me había dejado Mari. Me tiré al piso a llorar, y la perra se me acostó en el pecho, me gruñía y no me dejaba levantar. Cuando me calmé, la abracé y me besaba”, relató entre lágrimas Cristian.

En un repaso por los momentos decisivos de su vida, el actor confesó: “Gracias a Sasha me fui a vivir solo. Primero me fui a vivir debajo de un puente, porque no había lugar en mi casa para ella. Desde ahí me alquilaron el primer departamento. Después, agarró dos chorros en mi casa y evitó que me roben. Pasé dos Navidades comiendo solo con Sasha y Conan, su hijo… Y se me fue mi hija, para mí es mi hija. Por eso pedí disculpas ayer en ShowMatch, estaba triste, no podía sacar una sonrisa”.

Conmovido, aseguró que le preparó un espacio para poder sepultar al Dogo en el jardín de su casa. Y todos los presentes en el estudio de Este es el show acompañaron su testimonio con compasión, hasta compartir el mismo llanto que el hombre que hoy extraña horrores a Sasha.