Gastón Soffritti, el chico éxito de Graduados... y sin novia: "Ahora estoy soltero"

El actor habló en exclusiva con Ciudad.com sobre su vida: cómo vive la fama, el suceso de la tira de Telefe y su vida sentimental. Como perlita, un video con dos imitaciones imperdibles.

A sus 20 años, ya es un famoso actor y vive un gran momento profesional. Pero su juventud no le quita experiencia: ha trabajado en cine, televisión, teatro y hasta hizo un doblaje para una película de Disney.

Se trata de Gastón Soffritti quien, noche a noche, le pone el cuerpo a "Martincito" en Graduados, la tira éxito de Telefe.

"Creció bastante el tema de cómo te siguen las chicas, pero tranquilo, tratando de disfrutar el momento", dice Soffritti. Y anuncia que se separó de Belén, una estudiante de Arquitectura de 18 años: "Volví a estar soltero y vivo solo".

Su historia artística relata que, con 9 añitos, ya formaba parte de Yago, pasión morena, la novela que protagonizaron Facundo Arana y Gianella Neyra. Luego, tuvo su paso por Rincón de Luz, Patito Feo, debutó en cine y se subió a las tablas del teatro. Para adentrarnos en su mundo, cuenta que es un apasionado de la música: toca el piano, la guitarra, la batería y tiene una banda que se llama Kimera 9. También juega al golf y sueña con vivir de su profesión actoral. Hasta ahora, le viene saliendo bastante bien.

En exclusiva para Ciudad.com, la charla con quien hace de "El Chaboncito", el hijo de Nancy Dupláa, Luciano Cáceres y Daniel Hendler (sí, ¡de los tres!) en la ficción.

- ¿Cómo vivís el éxito de Graduados?

- Bien, muy contento, la pasamos muy bien, nos divertimos. Está bueno, la gente se divierte y además la pasamos muy bien. Es muy loco lo que pasa en la calle, vos salís y gente de todas las edades te felicita. Chiquitos de 5 ó 6 años y gente grande.

- ¿Y con las chicas?

- (Risas) Creció bastante el tema de cómo te siguen las chicas, pero tranquilo, tratando de disfrutar el momento. A veces les escribo por Twitter o si las veo en la calle también las saludo. Estoy muy agradecido.

- ¿Seguís de novio?

- No, me separé, estoy solo (N. de la R.: salía con Belén, una bella estudiante de Arquitectura de 18 años).

- ¿Cómo vivís vos el momento que le toca atravesar a Martín, tu personaje en la novela?

- Es un poco el centro del conflicto y se hace cargo de sus tres padres. Eso hace que sea querible, es como el capitán del equipo. Es más maduro que los adultos. La vida de Martín es conflictiva de entrada, no es normal. Tiene un montón de cosas dando vuelta en la cabeza, no se sabe cómo va a reaccionar, se agarra de lo que puede e intenta contentar y ayudar a todos.

-¿Sos parecido a Martín o te sentís más adolescente?

-De más chico era más maduro, cuando me fui poniendo más grande, empecé a hacer más pavadas. Igual soy bastante responsable, vivo solo desde hace seis meses y me gusta estar con los pies sobre la tierra. La familia y los amigos ayudan a estar tranquilo. Es un momento de mucho mareo el que estamos viviendo.

"El teatro es lo que más me gusta, pero la tele es mi segunda casa. Vivir de esta profesión es un sueño".

- Hiciste TV, cine y teatro, hasta un doblaje para Los Increíbles, la peli de Disney. ¿Qué es lo que más te gusta?

-El teatro es lo que más me gusta, la tele es mi segunda casa. Sos vos frente de la gente y vivís el momento.

- ¿Cuáles son tus sueños en tu profesión?

-Vivir de esto es un sueño que no sabés si lo podés alcanzar o no. Por ahora va bien.

- Por lo pronto, ya tenes cerrado el verano. ¿Cómo te preparás para sumarte al elenco de Nazarena Vélez en Carlos Paz?

- Me voy con una comedia, algo totalmente distinto. Me pareció interesante, abrir el espectro y tener una propuesta. Las vacaciones van a esperar, pero seguro que en Córdoba voy a poder descansar, además de trabajar.

- ¿Qué lugar ocupa la música en tu vida?

- La música ocupa un lugar muy importante, estoy tocando durante el día cada vez que puedo. Toco la guitarra, el piano, la batería. A veces con Mex (Urtizberea) tocamos y también con Natalie Pérez (que encarna a Luna en Graduados).

"Es difícil encontrar ropa para mí. Soy chiquito y muy flaco. Tengo que ir a comprar marcas súper entalladas y hasta tengo algún pantalón de mina".

- Además de tus dotes musicales, sos un gran imitador, ¿cómo tomaron Daniel Hendler y Mex tus muy buenas parodias (ver apartado "videos" en esta nota)?

- ¡Se divierten muchísimo! La verdad me llevo muy bien con todos. Falta poco para terminar la novela y ya extraño bastante, me causa nostalgia.

- Te escuché decir que tenés un problema con los talles, a pesar que te gusta mucho la ropa, ¿cómo hacés?

- ¡Sí! Es difícil encontrar ropa para mí. Soy chiquito y muy flaco. Tengo que ir a comprar marcas súper entalladas y hasta tengo algún pantalón de mina.

- Sos fanático de San Lorenzo, ¿alguna observación sobre este complicado momento del equipo?

- (Piensa) Y... está complicado, soy muy fanático. Lo siento mucho y lo sufro. Ahora que se fue Caruso estoy contento, no me gustaba el planteo, es preferible dar un paso al costado y dejar que las cosas cambien.

- ¿Te animás a prometer algo si zafan de todo el año que viene?

- Ya prometí este año que me tatuaba un cuervo en la pierna si San Lorenzo no se iba, y cumplí. No sé si me voy a tatuar más... Pero estoy tan loco que capaz lo hago.