Conocé a Natalie Pérez, la divertida "Luna" de Graduados - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Conocé a Natalie Pérez, la divertida "Luna" de Graduados

La actriz tiene 25 años y, además de su revelación en el éxito de Telefe, acompaña a Julián Weich en Todo es posible y protagoniza El Diluvio que viene, en teatro. Charla exclusiva.

Natalie Pérez en Consentidos. (Foto: Web)

Parece una actriz de otro tiempo. De esas nacidas para la profesión. De las que no se quejan por las extensas grabaciones, los ensayos de teatro o las demandas de sus fans. Y -¡encima!- responde amable, educada y atenta a la prensa. Algo que no es ninguna obviedad en estos tiempos.

Con sólo 25 años, Natalie Pérez ya tiene 15 de carrera, quizá allí radique su enorme profesionalidad. Ha hecho cine, teatro, televisión y, por estos días, forma parte de uno de los grandes éxitos de la ficción. En Graduados, interpreta a la atrevida y divertida Luna, la novia de "Martín" (Gastón Soffritti) que, según parece, llegó para quedarse.

En esta charla exclusiva con Ciudad.com, podés conocerla un poquito más.

"Vivo con naturalidad el éxito, sigo yendo al parque, salgo con mi perro y si se acerca alguien a sacarse una foto o algo, digo que sí, obvio. No me molesta la exposición, es parte de esto".

- ¿Cómo te sentís de Chiquititas (tu primera aparición en TV) a esta parte?

- ¡Uh, eso fue hace tannnto! Siento que evolucioné mucho, pero costó mucho trabajo. De todos modos estoy feliz.

- ¿Cómo vivís este momento de gran éxito?

- Con mucha naturalidad, al arrancar a los 10 años a trabajar no me doy mucha cuenta del éxito, no tomo conciencia, no me doy cuenta. ¡Lo disfruto! Lo que es trabajo, es puro disfrute. Por ahí no tuve mucho contacto con la gente para ver eso que sucede del éxito. Lo que sí noto es que ahora sí se relaciona mucho mi cara con mi nombre. Lo vivo con naturalidad, sigo yendo al parque, salgo con mi perro y si se acerca alguien a sacarse una foto o algo, digo que sí, obvio. No me molesta la exposición, es parte de esto. Una vez llegué a mi casa y había 10 personas esperándome, cuando trabajaba en Frecuencia 04. Eso fue medio raro, a veces no comprendo ese fanatismo, pero siempre me pasó un poco.

- ¿Cómo es tu vida, más allá de la tele (Graduados y Todo es posible, junto a Julián Weich) y el teatro (ensayos de la segunda temporada de El Diluvio que viene)?

- Vivo con mi familia en Villa Urquiza, con planes de irme a vivir sola, tal vez el año que viene. Y estoy soltera, sin novio.

"Estoy soltera, sin novio. Pero, ¿qué mujer no está esperando enamorarse, que le propongan casamiento, tener hijos...?"

- ¿Estás esperando enamorarte?

- ¿Qué mujer no está esperando enamorarse, que le propongan casamiento, tener hijos? (ríe). También es cierto que tengo una profesión que me lleva muchas horas, ahora necesito disfrutar el momento, aprender. Pero si llega el hombre, seguro cambiarán todos los planes, ja, ja.

- Es la segunda vez que hacés a una "Luna" (anteriormente también lo fue en Consentidos), ¿cómo ves a las dos?

- ¡Síii, es muy loco eso! La otra Luna tenía una parte como rockera, más sumisa, todo era amor. No tenía mamá, no tenía papá, era adoptada. Esta de Graduados, a pesar de que también tiene algunos líos familiares, tiene algo más exótico: padres separados y un padre gay. Ella es independiente, deshinibida.

- ¿Cómo vivís el hecho de que se hable de tener un padre gay en televisión?

- Me divierte, porque tengo muchos amigos gays. No sé cómo sería tener un padre gay igual, creo que es una experiencia distinta. Mis hijos (cuando los tenga) van a tener muchos compañeros con familias así, está bueno que se hable. Me divierto mucho con Juan (Gil Navarro) e Ivo (Cutzarida). Acá se plantea que Luna, a los diez años, se dio cuenta y se lo dijo a su papá, con total naturalidad. A la mamá (Andrea Bonelli) creo que le molestó más. Juana (Bonelli) es más rara que el papá, en realidad, ja, ja, ja. Está bueno que la gente haga lo que quiera y sea feliz.

- ¿Cómo fue la entrada de Luna a Graduados, iba a ser sólo una participación?

"Entré a Graduados para hacer una participación, Luna iba a ser un poco más largo que un bolo común, pero hubo mucha química con el personaje de Gastón Soffritti. A la gente le gustó".

- Sí, entré para hacer una participación, era un poco más largo que un bolo común, pero hubo mucha química con el personaje de Gastón Soffritti (Martín); creo que a la gente le gustó. No sé mucho qué se viene, no pregunté hasta cuando me quedo tampoco. Noto mucho lo bien que pegó Luna en Twitter, porque cada vez que aparezco ¡explota! Me piden que se quede con Martín, ja, ja.

- ¿Y qué nos podés adelantar de eso?

- Y, mirá... mucho no sé porque sólo tengo dos capítulos adelantado el libreto, lo que sí te puedo decir es que Luna está muy enamorada, se enamoró de verdad. Creo que fue fundamental para mí tener mucha onda con Gastón.

- Tienen una banda con Soffritti ahora, ¿verdad?

- Empezamos a ensayar ahora juntos, la idea es hacer algo. Con Diego Mesaglio (Urso, en la ficción) también. La idea es empezar a juntarnos a tocar temas ochentosos y setentosos. Yo canto y ellos tocan.

- ¿Qué otros proyectos laborales tenés?

- Ahora estamos por reestrenar El Diluvio que viene, además. Y sigo con Todo es posible, el programa de Julián los domingos. Estoy disfrutándolo, aprovechándolo, no siempre pasa tener algo así. Grabo durante el día, me voy al teatro, los domingos al programa... No tengo ningún día de descanso, pero no me importa. No siempre surgen cosas así. Me encantaría hacer cine pero por ahora no sé nada. Ahora hay como mucho trabajo. ¡Estoy súper feliz de estar en Graduados!

TE PUEDE INTERESAR