De los besos a la cama: noche de sexo gay en "Botineras"

Después de un juego de seducción que nació en el vestuario y se sostuvo por más de un mes, los dos futbolistas que vienen calentando la pantalla de Botineras tendrán sexo mañana por primera vez.

El "Flaco" Riveiro (Christian Sancho) y Lalo (Ezequiel Castaño) le darán rienda suelta a su pasión en un hotel. Tratarán de huir de la mujer que desde hace rato viene sospechando sobre la relación de los dos jugadores del Cristal, Lili (Guillermina Valdés, la esposa del "Flaco"). Ella intuye que desde el regreso de Europa, su marido volvió a las "andanzas" (esconde su homosexualidad y la engaña).

La iniciativa será del "Flaco", quien lo cita a su camarada en secreto y termina convenciéndolo. Para Lalo, el novato futbolista, será el debut con un hombre y el comienzo de una relación intensa con el ídolo al que meses atrás veía por TV. La cuestión de ahora en más será saber cómo sostener el vínculo a escondidas de sus compañeros, de los dirigentes del club y de la hinchada.

El primer beso entre ambos había sido el 16 de marzo. Lalo, de novio con Candy (Agustina Córdova) se disgustó, pero finalmente cedió a la tentación y hubo más abrazos y arrumacos. A raíz de estas escenas, Sancho comentó que la comunidad gay lo felicitó por el modo de encarar al personaje y por el tratamiento del tema "con seriedad y sin mariconeadas".