Tim Berners-Lee no quiere cortes de conexión

Diferentes gobiernos de Europa quieren imponer ideas antipiratería un poco exageradas. Todos los detalles.
Tim Berners-Lee, considerado el creador de la web, se mostró en contra de una idea extrema que diferentes gobiernos europeos quieren aplicar para combatir la piratería en Internet: cortarles la conexión a las personas que efectúen descargas ilegales y que compartan contenidos con copyright.

Para Berners-Lee esta especie de regla podría ser un castigo "cruel e inusual", según explicó en una conferencia de prensa en el Parlamento Europeo.

Por un lado, el creador de la web advirtió que el control de los movimientos de los usuarios en Internet necesario para detectar si incumplen las leyes de propiedad intelectual puede suponer una violación de los "derechos fundamentales" de las personas, porque sería un "espionaje" y "no debería hacerse".

En ese sentido, Berners-Lee dejó bien claro que el acceso a Internet es un derecho y que cortar la conexión podría equipararse a interrumpir el suministro de agua.

Por otro lado, remarcó que en experiencias previas y parecidas a lo que quieren aplicar en Europa, los usuarios siempre fueron más listos y supieron encontrar nuevas formas para compartir archivos.

Después de defenestrar dicha controvertida medida, Berners-Lee dijo que cree que es necesario facilitar que los usuarios "hagan lo correcto" y se mostró a favor de que las compañías utilicen formatos sin restricciones para los archivos de música y vídeo, que ofrecen ventajas a los consumidores.

Como broche de oro, Tim Berners-Lee colocó en un pedestal la iniciativa del grupo británico Radiohead, que dio la posibilidad de descargar su último disco a cambio del importe que eligiese cada usuario, una demostración excelente de que por otras vías se puede obtener igual o más beneficios que a través de las formas tradicionales.