Joaquín Sabina se despide de los escenarios

El cantante anunció que hará una gira que durará un año y medio y empezará el 20 de noviembre. Su nuevo álbum se llama "Vinagre y Rosas"

El cantautor español Joaquín Sabina, dueño de innumerables éxitos como "Contigo", "Por el boulevar de los sueños rotos" y "Princesa", entre otros, anunció que el 20 de noviembre iniciará su gira de despedida de los escenarios. Durante un año y medio, sus seguidores en diversos países podrán disfrutar de sus últimas presentaciones.

Las presentaciones comenzarán en su país, en la ciudad de Salamanca y el 15 de diciembre hará una parada en Madrid. Luego anunció que pasará por Argentina, Perú y México, aunque en su página oficial todavía no figura el recorrido de la gira. "Las cosas las hago con un altísimo grado de inconsciencia, porque mi estado natural es quedarme en la cama, en mi rinconcito. O sea, instalarme en la pereza... Aunque si pienso en serio que me voy a tirar año y medio de gira por grandes escenarios me entra un pánico atroz, me despierto a las cuatro de la mañana sudando porque sueño que estoy en bolas ahí arriba y no me sé las letras. Esa inconsciencia es la que hace que hagas las cosas", declaró.

Además, después de cuatro años de silencio, el cantautor también presentará un nuevo disco con 13 temas inéditos, que saldrá a la venta el 17 de noviembre.

La mayoría de las canciones de "Vinagre y rosas" fueron compuestas durante ocho días en Praga, donde Sabina viajó con el escritor Benjamín Prado para colocar algunos versos sueltos. "Ha sido un trabajo a cuatro manos, algo que en principio ambos pensamos que era imposible. Al final salió bien. Y aquí estamos. No sé si es un buen disco o no. Tardaré al menos tres o cuatro años en darme cuenta, en saber si me avergüenzo de todo esto", señaló.

Asimismo, Sabina recalca que en el disco está muy presente el rock, pues nunca ha querido estar lejos de él. "Para mí es el folclore del siglo XX en las ciudades. No se pueden hacer canciones, aunque sean de géneros opuestos, sin tener conciencia de que existe y es parte esencial de nuestras vidas, de la educación sentimental de medio mundo. Ese sonido de guitarras eléctricas es fundamental para mí. Y aquí está...".