Volver a empezar

Como la historia de "Herencia de amor" estaba media estancada, y como Telefe necesita que esté al aire hasta marzo próximo, los autores recogieron las cartas y repartieron de nuevo. Así será, desde hoy la renovada "Herencia de amor".

Cuando los fanáticos de "Herencia de amor" sintonicen su novela favorita, verán que han pasado 15 meses desde que Pedro y Verónica (Sebastián Estevanez y Luz Cipriotta) perdieron a su bebé. Pero además, también verán que el amor entre ellos dos se desvaneció prácticamente de manera total.

Pero en lugar de comenzar a explorar una hipotética reconciliación entre los protagonistas, personajes forasteros aparecen y agrandando un poco el universo donde se desarrolla la historia, flamantes conflictos se desatan de un día para el otro.

El primero en dar que hablar será un tal Andrés (Raúl Taibo), dueño del campo vecino de Pedro, que va a morir a sus tierras. Deja en este mundo una viuda hermosa, Julia (Mónica Antonópulos), que con el correr de los capítulos promete sacarse chispas de amor con el personaje de Estevanez.
Con Julia también aparece su amiga, una mujer medio hipona llamada Rita (María Carámbula) que (oh casualidad!) encuentra en el pueblo de Santa Victoria al amor de su juventud, que la abandonó sin muchas explicaciones ¿Quién es este amor del pasado? Quién otros que Miguel (Martín Seefeld), el cura del pueblo.

Y si queremos demostrar que el mundo es un pañuelo, el hermano de Rita, Franco (Diego Ramos), es ahora el novio y pareja de Verónica (el ex amor del personaje de Estevanez), que sin querer queriendo se muda a Santa Victoria, lugar que dejó 15 meses atrás su novia para olvidar el mal trago de la pérdida del bebé.


Entre estos personajes se promete ahora desarrollar amores, desencuentros, reproches y rivalidades para desatar y hacer andar la historia unos meses más. Pero por si fuera poco, también van a anexar dos nuevas caracterizaciones para que las historias satélites de la trama también se fortalezcan.

Uno es Ángela (Silvia Bayle), que ocupará el lugar de madre sustituta que parece siempre necesitar Pedro, el protagonista de la historia. Pero con Ángela también aparecerá su hijo Juan (Matías Santoianni), que interpretará a un analfabeto que intenta superarse en la vida aprendiendo a leer y a escribir

¿Acaso Quique y Diego Estevanéz -productores de la novela- habrán tomado nota de la popularidad de Segundo de Valientes?