Su video hot sigue difundiéndose

Pensó que había logrado impedir que su vídeo de contenido sexual siguiera distribuyéndose, pero no. Alguien lo ha enviado a los padres de su novia, una familia católica muy tradicional.
Colin Farrell pensó que había logrado impedir que su vídeo de contenido sexual siguiera distribuyéndose, pero no. Alguien se ha hecho con él y lo ha enviado a los padres de su novia, una familia católica muy tradicional.

Han pasado cuatro años desde que Colin Farrell consiguió que la sentencia de un juez impidiera la venta, distribución o reproducción de un vídeo sexual protagonizado por él. En la cinta se ve a Colin y a Nicole Narain, modelo de Playboy. El actor afirma que ha aprendido la lección: "Ahora intento apartarme de Internet. Esos 14 minutos [de vídeo] me salieron caros".


Escondidos en Brujas, una de sus últimas películas, por VxV.com