Millonario busca bella dama con problemas financieros

Hombres adinerados por un lado, jóvenes bonitas sin dinero por el otro: reunirlos y establecer un acuerdo para que él la mantenga a cambio de buena compañía es lo que hace un sitio en Internet.

SeekingArragement.com es una especie de sitio de citas on line, pero no exactamente. Si los sitios para conocer gente generalmente están destinados a aquellos que buscan verdadero amor o amistades con posibilidades de beneficios, este sitio de citas lo que busca es un acuerdo. Un arreglo.

Se mueve en el mercado, muy de moda en Estados Unidos, de los millonarios (en muchos casos casados) que desean conseguirse una amante discreta, linda, joven tal vez, que los mime un poco y que no moleste. A cambio los millonarios pueden ofrecerle a la damita en cuestión regalos caros, o un sustancioso depósito bancario cada mes.

La chica suele ser una damisela en problemas. Una mujer encantadora, pero con problemas financieros. Una mujer con un futuro prometedor, pero en dificultades. Alguien que no quiere encontrar al amor de su vida, sino a un hombre maduro, encantador y acaudalado que la ayude a superar el trance económico. A cambio, el sexo es una posibilidad cierta.

Así es que SeekingArragement.com está causando revuelo en Estados Unidos, porque institucionaliza este tipo de vínculos por conveniencia, bastante cercanos a la prostitución. Sin embargo, desde el sitio, plantean que se trata de sincerar situaciones que suceden de hecho y que no tienen nada de malo. Así es que argumentan que "es natural" y que a lo largo de la historia siempre sucedió esto de que el rico y poderoso buscara belleza y el joven y bello buscara un mentor que lo ayudara a abrirse camino en el mundo.

No todos los señores buscan una Barbie. Una tocaya mía, Greta, asegura que hay otras cualidades para explotar además de la belleza y la juventud: "Para todas las chicas que están allá afuera: yo tengo más de 30 años y no soy una Barbie. Las imperfecciones pueden ser perfectas, depende de la confianza que tengas cuando te plantas delante de él".

La rubia tonta no siempre es la más buscada por los millonarios... pero en todos los casos, están dispuestos a pagar en dólares.