Ciudad Magazine

Notas Top

Nueva generación de "flojitas"

Muy lejos de las vedettes ávidas de fama a fuerza de escándalo, las chicas de "El musical de tus sueños" lloran ante el primer grito y no se bancan ninguna pelea.

Atrás quedó la Wanda Nara que todos querían, la rubia bardera de Boulogne que ante el primer intercambio de palabras, se transformaba en una fiera y escupía lo primero que se le venia a la cabeza. O la Nazarena que después de pelearse con todo el jurado de "Bailando por un sueño" fue por sus compañeros y siguió discutiendo hasta bajar un cambio y confesar su adicción a algunas pastillas

Las chicas de "El musical de tus sueños" son flojas y se hacen pis ante el primer lío que se les presenta. Desde que el certamen comenzó, el público las vio llorar más veces de las que se las pudo ver peleando. Y no es que esté mal, todo lo contrario. Ahora son chicas buenas, el problema es que todos las quieren malas.

Primero fue Flavia Palmiero, que después de su problema con Aníbal Pachano salió por todos los programas llorando por lo sucedido. Después fue Wanda que no conforme con llorar en el piso de "Showmatch" por extrañar a su marido y a su hijo, hizo lo propio en "Intrusos en el espectáculo" porque siente que sus compañeras la tildan de gorda.

Y Silvina Escudero fue la protagonista del último mar de lágrimas, porque hace instantes y también por la pantalla del programa de Jorge Rial, lloró a moco tendido aduciendo sentirse atacada por todas partes. Y bueno, deberán aprender a hacerse fuertes y para eso, no hay nada mejor que participar de algún certamen en "ShowMatch".