Ya empezaron las sentencias

Cuatro parejas de chicos quedaron en la cuerda floja del concurso infantil. El jueves irán al "duelo".



Presentadas ya todas las parejas que participan del nuevo concurso de ShowMatch (El Trece, lunes, martes, jueves y viernes a las 22.30), llegó el momento de las sentencias en "Bailando Kids". Y esta vez fueron cuatro las parejitas (los participantes tienen entre los 7 y los 11 años) que quedaron en "zona de riesgo". El lunes habrá duelo, y una de ellas pasará no a la eliminación directa, sino a una nueva oportunidad que se dará a futuro en "el repechaje".

La apertura de anoche estuvo a cargo de las bailarinas del programa junto al dúo Atrevidos. Y enseguida Marcelo Tinelli presentó al jurado que integran Laura Fidalgo, Reina Reech, Carmen Barbieri y Miguel Angel Cherutti.

La dupla que inauguró la pista al ritmo del reggaetón fue la de Julieta Sacher e Iván Padín, de Olavarría (provincia de Buenos Aires). Los chicos no estuvieron de suerte y cuando, al final de la noche, se conoció el voto secreto, esta semana a cargo de Cherutti, se encontraron con los 32 puntos en total que los ubicaron como sentenciados. Compartirán "el duelo" —con el mismo puntaje— con Valentina Rodríguez y Cristian Hinni, de Trenque Lauquen (Buenos Aires), quienes habían bailado el jueves; los uruguayos Clarisa Souto y Joaquín Alfonso, y la pareja que bailó en último lugar, los bonaerenses Magali Carrillo e Ignacio Molina, de Tandil.

 Muy elogiados, también transitaron la pista los correntinos Valentina Balbi y Augusto Fernández; los chaqueños Juliana Mansilla y Facundo Pérez (que lograron "erizarle la piel" a Fidalgo); los representantes de Salta, Julieta Demir y Aaron Lorenzo; los cordobeses Paula Bosch y Agustín Pieronbón, que "deslumbraron" a Cherutti; y los sanjuaninos Florencia Sarmiento y Facundo de los Ríos.

El jueves el jurado salvará a dos parejas, y las dos restantes deberán ir a la votación del público por línea telefónica directa. Por ahora, los chicos se alientan entre todos y saltan en ronda para apoyar a los que están más flojos, y a sus sueños solidarios. -