Infidelidad on line, pero en un ciber - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Infidelidad on line, pero en un ciber

Ciberinfieles ¿Es más fácil engañar en la computadora del ciber que en la de casa? Andaba ayer caminando por el barrio y me la encontré a Estela llorando en la plaza, a cinco cuadras de mi casa. Estela es una vecina. Uno no sabe muy bien qué hacer en esos casos ¿hay que dejarla sola?

Nada que ver. Me miró y sin un hola por delante me lloró: "lo seguí y lo encontré en el ciiiiibeeeeer". No entendí.

Ahí Estela se sonó los mocos y me explicó que su marido, Paco, últimamente anda bastante inquieto. No solamente está queriendo más sexo de lo habitual, sino que después de hacer sus cositas, el buen hombre de repente mira el reloj y descubre que tiene que irse rápido a alguna parte.

Estela no es tonta, sabe que eso no puede ser nada bueno "¿se está escapando?". Pero jura que en realidad decidió seguirlo, no por una cuestión de desconfianza, sino porque la mató la curiosidad. "¡A dónde va!". Bueno, la cosa es que él le dijo que se iba para el gimnasio (¿después de una sesión de sexo? ¿se cree que somos bobas?) pero terminó en el ciber. ¡Chan!.

Y acá es donde empiezan las sospechas de Estela y donde yo empiezo a no entender nada: ¿es peor que esté en el ciber o que le haya mentido? ¿es peor que esté en el ciber que en el gimnasio con un montón de chicas transpirando las calzas? ¿es peor el ciber y por qué?.

"En el ciber puede pasar cualquier cosa", sentenció Estela. "Greta, nosotros tenemos Internet", y me lo dijo como se dicen las cosas serias. Entonces entendí lo que ella pensaba: qué cosa no podía hacer en la computadora de su casa que tenía que hacer en el ciber. Lo cierto es que estaba en el ciber, no en un hotel alojamiento con otra mujer, pero para Estela era más o menos lo mismo.

Ahí la avivé a Estela de lo siguiente: Paco andaba más entusiasmado de lo habitual con su vida marital y hasta parece que aprendió mañas nuevas ¿entonces? Para mí que tu marido se está haciendo un curso rápido de pornografía, le dije a Estela. Ella se volvió a su casa pensando. La próxima vez que me la cruce les cuento.

¿Ustedes qué piensan? ¿existe la ciberinfidelidad? ¿hombre casado en un ciber es sinónimo de trampa?

TE PUEDE INTERESAR