Ciudad Magazine

Notas Top

¡Aquí Cosquín!

Con más de 80 mil personas que disfrutaron y vibraron a lo largo de los tres días, el clásico cordobés se ha convertido en un festival obligado para muchas bandas: Las Pelotas, Kapanga, Callejeros y Los Gardelitos fueron los grupos con mayor química popular.

Llegar al predio y ver tantos pibes esperando para poder entrar era la certeza de estar presente en uno de las reuniones más importantes del rock argentino. La séptima edición del Cosquín Rock estuvo cargada de varios sentimientos: emoción, alegría y mucha adrenalina. La llegada de Callejeros dividía aguas hasta el punto que hubo bandas que se bajaron del festival por la confirmación de los de Celina para tocar en la última jornada.

En el primer día se juntaron alrededor de 25 mil almas a lo largo de todo el predio que incluía tres escenarios: el principal, el temático y el de la Agencia Córdoba. A las 20.15 y con un retraso de media hora, Andrew Tosh ponia toda su excentricidad, en el escenario principal y minutos más tarde la Mancha de Rolando hacía vibrar a la gran cantidad de público con el tema "Arde la ciudad" para luego tocar "Cabrón" junto a Marcelo Corvata Corvalán de Carajo. Les siguieron los Cafres con "hay amor" y "no puedo sacarte de mi mente" aunque los que se llevaron todo, en el cierre de la noche, fueron Las Pelotas. La banda de Sokol y Daffunchio presentó cuatro temas nuevos y repasaron clásicos que fueron festejados por todos.

La segunda jornada arrancó con el primer pogo del festival. Dos Minutos generó una andanada de fanáticos que se abalanzaron sobre el escenario principal con el tema: "ya no sos igual" para luego gritar: "El que no salta es un Stone", avivado por el "Mosca" Velázquez, líder de la banda. El turno de Kapanga había llegado y, claro, el Mono no lo iba a desaprovechar. El repertorio abarcó temas como "Ramón" y el "Mono relojero". Cuando llegó el momento de Intoxicados la gente disfrutó de un Pity Alvarez inspiradísimo. Agradecido por la gran concurrencia tiró unas de sus frases desopilantes: "Gracias a la gente que vino. ¡Qué flasheros esos que están en la montaña"! El fin asomaba y el grupo de adolescentes que llenaron los primeros metros del predio aludía presencia babasónica. El grupo de Dárgelos tocó temas como "desfachatados" y "deléctrico" que hicieron vibrar a más de una: ¿chica?.

"El que quiera entender, que entienda, y el que no, que se quede discutiendo contra la pared. Nosotros vamos a seguir juntos". Este fue el mensaje de la última noche. Dirigido a los grupos que se bajaron de la grilla porque estaba Callejeros. La presencia del grupo se retrasó unos treinta minutos para que la gente, que estaba afuera, pudiera entrar. El lineup callejero alcanzó unas 16 canciones que incluyeron "Sonando", "La llave", "Cristal", "Puede" y "Señales", entre otros. Y cuando la lista llegó a "Una nueva noche fría", Fontanet invitó a Ely Suárez que luego le devolvió la Gentileza una vez terminado su show y cerrado el festival a puro ritmo gardeliano.