María Paz de Gran Hermano y una dura confesión sobre la violencia de género: "Estuve nueve meses con él y a los tres me empezó a pegar"

La joven marplatense se quebró y compartió una dolorosa anécdota de su pasado con su primer novio. Video.

María Paz de Gran Hermano contó su dura historia: "Estuve 9 meses en una relación y a los 3 meses me empezó a pegar"

Aún no hace una semana que la casa de Gran Hermano 2015 abrió sus puertas, pero muchos de los elegidos ya comenzaron a contar sus fuertes historias personales. Un ejemplo es María Paz Delgado, la joven marplatense de 29 años.

En una charla con sus compañeros de reality, la morocha no tardó en abrir su corazón y confesó que fue víctima de violencia de género, hecho que la marcó hasta la actualidad.

"Lo peor que me pasó en mi vida fue mi primera relación con un chico de Tandil. Estuve nueve meses en una relación con él y a los tres me empezó a pegar".

Pamela David, anfitriona de los debates de GH, presentó la triste historia de María Paz. "Lo peor que me pasó en mi vida fue mi primera relación, fuera de la religión, con un chico de Tandil. Estuve nueve meses en una relación con él y a los tres me empezó a pegar. Mi familia lo supo mucho después. Es algo que marcó mucho en mis relaciones, me cuesta confiar en los hombres, me cuesta tener una relación normal. Es muy difícil porque te hace un manejo psicológico, que no lográs contarlo y no lográs salir de eso. La primera vez que me pegó fue porque salí a dar una vuelta con una amiga, de día, en el dique de Tandil", reveló la participante sin poder contener las lágrimas bajo la mirada atenta de los "hermanitos".

Visiblemente movilizada, Delgado continuó con el relato: "Siempre, previo, es la agresión verbal. Dos palabras que yo decía y él empezaba a decirme 'mogólica, loca, enferma'. La pelea era él gritando, yo no me ponía a pelear con él. Llegás a un punto que vos creés que estás haciendo todo mal y que merecés que te pegue".

La tortuosa relación con su novio la llevó a callar y a ocultar que era víctima de violencia de género. Cuando se animó a hablar, la salud de su padre se vio quebrada. "A mi papá, cuando se entera de esto, le dio una trombosis en una pierna. Yo, cuando le conté esto, a los dos días queda internado. Pero hay que contarlo", concluyó, tras recordar su duro pasado.