Hernán Caire presenta a su novia paraguaya de 19 años: "En la cama somos fuego y pasión"

El conductor, que triunfa en Paraguay con La Liga, está en pareja con Karen Insfrán, una bailarina del programa, y habló de su fogoso romance con Ciudad.com.

En la televisión paraguaya Hernán Caire (43) es toda una figura consolidada desde la conducción de La Liga, un ciclo de música tropical que arrasa en el rating y concentra uno de cada tres televidentes en su franja horaria. Más allá del éxito laboral, el animador encontró el amor en los brazos de Karen Insfrán (19), una bella paraguaya, bailarina del staff del programa.

"En la cama somos fuego y pasión. Tiemblan las paredes del hotel Guaraní, que es el hotel donde paso mis días en Asunción. Y el conserje ya nos llamo varias veces la atención porque los huéspedes se quejan por los ruidos".

En diálogo con Ciudad.com, Caire reveló: "Estamos juntos desde principios de febrero. A Paraguay voy tres días a la semana para hacer mi programa. La otra mitad de la semana estoy en Buenos Aires".

La joven rubia todavía no se trasladó a la Argentina para conocer a la familia del conductor debido a que "estudia comercio internacional en la universidad. Pero seguramente la voy a traer a mi Buenos Aires querido en las vacaciones de invierno", explicó Caire. De todas formas, Karen es una de las más firmes candidatas a participar de Bailando con las Estrellas en Paraguay.

La diferencia de 24 años de edad entre ellos no es un problema en la pareja. Sobre todo para Hernán, quien en sus últimas dos relaciones había salido con una chica de 21 (Karen Szumowski), un de 26 (María Santos) y otra de 32 (Gloria Jara): "A pesar de la diferencia de edad nos llevamos muy bien, ella es muy madura. Compartimos los mismos gustos y nuestras charlas duran horas, no nos aburrimos nunca. Ella me acompaña a mis presentaciones y shows en Paraguay y yo la acompaño a sus desfiles. No somos celosos el uno del otro, para nada. Y en la cama somos fuego y pasión. Tiemblan las paredes del hotel Guaraní, que es el hotel donde paso mis días en Asunción (risas). El conserje ya nos llamo varias veces la atención porque los huéspedes se quejan por los ruidos", cerró Hernán Caire, más enamorado que nunca.