Arturo Puig habló de su episodio cardíaco: "La única solución era ponerme un marcapasos"

El actor y renombrado director teatral brindó detalles de su salud. "Estaba en casa y me desmayé de golpe", relató. Su palabra.

Arturo Puig habló de su episodio cardíaco. (Foto: Web)
Arturo Puig habló de su episodio cardíaco. (Foto: Web)

"El día de mi cumpleaños tuve un mareo muy grande. A los tres días, hablando con Selva, me desmayé de golpe".

A principios de 2015, Arturo Puig vivió un verdadero susto debido a un episodio cardíaco que lo tuvo a maltraer. El actor y director teatral debió ser intervenido de urgencia en una clínica de la ciudad de Buenos Aires, luego de sufrir un desmayo en su casa. Ya más tranquilo y recuperado, el artista brindó detalles de su salud.

“Este año tuve un susto. Desde hace unos años me habían detectado una pequeña arritmia que la tenía muy controlada, ni siquiera estaba medicado por eso. Pero justo el día de mi cumpleaños estaba en casa leyendo y tuve un mareo muy grande, me duró mucho tiempo y después me recuperé. Iba a ir al otro día a hacerme un chequeo y, a los dos o tres días, bajé a desayunar y hablando con Selva (Alemán, su esposa) me desmayé de golpe. Selva llamó a la  ambulancia y la médica le dijo: 'Llévelo inmediatamente a los Arcos de Palermo”, relató Arturo, en una nota al ciclo Y más!, el programa radial de Rodrigo Lussich por Radio 10.

"Me falta un impulso eléctrico que te hace latir el corazón al ritmo adecuado. Ahora ya estoy fenómeno".

“Era todo del corazón y me daba todo bien, pero cuando me hicieron un chequeo de las carótidas se dan cuenta de que me falta un impulso eléctrico que te hace latir el corazón al ritmo adecuado. Ahí me dijeron que la única solución era ponerme un marcapasos entonces al otro día me operaron y ahora estoy fenómeno”, completó.

Además, Puig habló de la obra Piel de Judas, en la que dirigirá a Susana Giménez. “Ella hace un personaje que le va muy bien. Es la mujer de un violinista estrella, que es el personaje que hace Antonio Grimau. Es muy mal hablada, maneja la casa y le maneja la carrera a su marido. Un día, llega a la casa una persona que se supone que le va a hacer un reportaje a él pero, en realidad, se lo hace a ella que es la mujer detrás de una estrella. Después la periodista se queda y ahí empiezan los enredos”, concluyó.