María Eugenia Ritó echó a su novio de casa: el motivo de la separación

A menos de un mes de confirmar su romance con Andrés Parodi a través de fotos con fogosos besos, la vedette terminó la relación. Qué detonó la crisis... ¿definitiva?

María Eugenia Ritó se separó de su novio, Andrés Parodi

La felicidad por haber encontrado un hombre en quien poder confiar le duró poco a María Eugenia Ritó. Tras haber confirmado que estaba iniciando una relación con el productor Andrés Parodi, las versiones señalan un abrupto final pare el romance.

"Le dije que agarrara sus cosas y se fuera de casa. La verdad es que me decepcionó", dijo Ritó, a quien no le cayó nada bien la relación cercana que su novio tenía con una amiga. Y unas fotos de ellos en la playa terminó por decidirla a finalizar el noviazgo.

La separación, según contó en Intrusos el periodista Daniel Ambrosino desde Mar del Plata, llegó por los celos de la figura de Tu cola me suena con una amiga -también rubia- de su novio. Al ir juntos a un evento, no le gustó la manera en que se relacionó con esta mujer. Eso, sumado a que luego la vedette recibió unas fotos de su novio con esa amiga en la playa, fue la gota que rebasó el vaso. Y que terminó con la convivencia que estaban probando en la casa que alquiló Eugenia en La Feliz.

"Le dije que agarrara sus cosas y se fuera de casa. La verdad es que me decepcionó. Si esto hubiera pasado después de uno o dos años de relación, es otra cosa. Pero en el comienzo, no", le dijo Ritó a Infama. Y confirmó que no está embarazada, luego de varios días en los que el interrogante estaba abierto, a partir de un atraso.

El estado de María Eugenia también tuvo consecuencias en la obra en la que actúa. De acuerdo al programa de Jorge Rial, las improvisaciones en el escenario de Divina Gloria desataron el enojo de Ritó, porque no les da los pies que necesita para continuar con sus partes del guión. Tal fue su furia, que incluso la exparticipante de Bailando 2014 terminó rompiendo una taza en camarines.

María Eugenia Ritó, sin novio, y entre días de furia.