Marina Calabró le bajó el pulgar a Maravilla Martínez: "¿Tenés novia? ¿Estás jugando con mi hermana?"

En Intrusos hicieron un arduo debate del apasionado beso de Iliana y el boxeador en el escenario… ¡y sus opiniones fueron lapidarias!

El apasionado y exagerado beso entre Iliana Calabró y Sergio "Maravilla" Martínez sobre el escenario de Family disfuncional generó polémica. Si bien los rumores de coqueteo entre ellos ya estaban instalados, el beso los incrementó.

"Al decir que está su chica en la sala. ¿Qué estás haciendo? ¿Estás jugando con mi hermana, Maravilla Martínez? ¿La está usando para prensa de su espectáculo?...", dijo Marina.

Pero con la misma fuerza que crecieron las versiones sentimentales... se diluyeron. Pablo Layus, en nota con el boxeador para Intrusos, sacó a la luz que Sergio estaba controlado desde la platea del teatro por su madre y una señorita.

"Mi chica estaba presente", aseguró el deportista. La confesión decepcionó a Marina Calabró, no tardó en salir en defensa de su hermana y confirmó que "Iliana se desilusionó" con la actitud posterior de Maravilla.

Con las cartas sobre la mesa, Marina analizó el beso, y fue ¡muy crítica! "Lo vi incómodo, nervioso, como un hombre que oculta información. No me gusta la canchereada. No me gusta que salude a Coca, que juegue con ella y después le diga a Pablo que está su chica en la sala. Es escondedor. Detrás de esa mirada que parece traslúcida y verdosa, esconde", manifestó, bajándole el pulgar.

 "Iliana se tendría que haber desilusionado al instante del beso. Le corrió la cara, la boca, todo", agregó Rial.

"¡Más vale que esconde! El día que Maravilla salga del clóset...", arrojó Tartu, cosechando la complicidad del panel.

Calzándose los guantes, Calabró agregó: "Al decir que está su chica en la sala, ¿qué estás haciendo? ¿Estás jugando con mi hermana, Maravilla Martínez? ¿La está usando para prensa de su espectáculo?...". 

Aportándole una visión masculina al debate, Jorge Rial también dio su opinión: "Iliana se tendría que haber desilusionado al instante del beso. Yo lo estaba viendo desde casa, ¡y le saca la boca! Me hace acordar cuando mi vieja me quería dar de tomar aceite de ricino. Le corrió la cara, la boca, todo", dijo, con picardía.

"Le dio un beso con asco. Un tipo de verdad no está tenso, se le despierta todo", concluyó Tauro.

En la misma línea, Marcela Tauro expresó: "Yo le dije a Iliana: 'No me gustó la actitud de Maravilla'. Le dio un beso con asco".

Molesta, la periodista cerró el debate con un verdadero golpe de nocaut: "No me hagan hablar. Un tipo de verdad no está tenso, se le despierta todo (...) Las mujeres estamos en contra de este Maravilla", concluyó, logrando el aval y la risa de su equipo.