La China Suárez, fan de David Bisbal en el Luna Park: cena romántica tras el show y ¿qué hicieron para evitar a la prensa?

La actriz fue una seguidora más en la platea aunque -¡eso sí!- el cantante le dedicó una canción y tiernas palabras sobre el escenario. Espiá toda la cobertura exclusiva de Ciudad.com.

David, desde el escenario: "Estoy en un momento muy diferente de mi carrera y en mi vida. Por eso esta es una noche muy especial. Te quiero mi chinita". Para disfrutar la cena tras el show, solicitaron que pusieran biombos en los ventanales del restó. ¿No será mucho? 

Inseparables, Eugenia Suárez y David Bisbal aprovechan cada minuto juntos en medio de su ajetreada agenda… y los miles de kilómetros que los separan. A pesar de los obstáculos, la actriz argentina y el cantante español parecen haber encontrado la receta para el amor a distancia. Al menos eso es lo que evidencian las imágenes del domingo por la noche, cuando se mostraron súper enamorados frente a la cámara de Ciudad.com.

La “China” dijo presente en el show que brindó David en el Luna Park y, como una fan más, cantó y bailó al ritmo de sus temas. Sentada en cuarta fila junto a una amiga, la joven escuchó atenta cada tema y se emocionó cuando su novio le dedicó uno: “Estoy en un momento muy diferente de mi carrera y en mi vida. Por eso esta es una noche muy especial. Te quiero mi chinita”, expresó Bisbal y ella le respondió “te amo” frente a la mirada perpleja del público.

Además, Suárez escribió otra declaración súper tierna en su Twitter: “Este amor es lo que siempre soñé y mucho más. Tengo un novio de cuentos de hadas y lo agradezco cada día”, escribió ¡e-na-mo-ra-dí-si-ma!

Tras el show, la pareja compartió una cena en la parrilla El Mirasol en Puerto Madero junto a varios amigos, entre los cuales se encontraba Luciano Pereyra, quien cantó el tema Dígale con David en el recital.

Eugenia expresó en Twitter: "Este amor es lo que siempre soñé y mucho más. Tengo un novio de cuentos de hadas". 

Risas, bromas cómplices y mimos fueron la constante en la comida pero, precavidos, solicitaron que pusieran biombos en los ventanales del restó para que no los fotografiaran. Es más, antes de que Eugenia y David partieran del lugar, apagaron las luces de la parrilla para despistar a la prensa y se retiraron raudamente por una salida lateral. Un mega operativo para que la parejita más buscada pueda disfrutar de este esperado reencuentro lejos de las miradas curiosas…