Santiago del Moro y Marcela Feudale discutieron en vivo: ella se marchó del piso y al volver se reconciliaron con un beso

El conductor de Infama y la panelista no tuvieron un buen día. Protagonizaron un picante ida y vuelta que terminó en reclamos. Pero finalmente reinó el amor. 

Aníbal Pachano, Moria Casán y Vicky Xipolitakis no son los únicos compañeros laborales que se pelean. El jueves en Infama –mientras hablaban de los protagonistas de Divain- los roces entre Santiago del Moro y Marcela Feudale también se hicieron presente… Aunque la reconciliación fue rápida y sellada de un modo ocurrente.

"Vos enana callate un minuto", fue la frase del conductor que hizo levantar a la panelista de su asiento.

"Vos enana callate un minuto", fue la frase del conductor que hizo levantar a la panelista de su asiento y abandonar su puesto.

"No me dejás hablar hoy, estoy censurada", reclamó ella, abriendo un ida y vuelta polémico.

- Sabés qué enana...

- ¿Qué? ¿Querés que me vaya?

- Sí, andate, por favor

"No me dejás hablar hoy, estoy censurada", reclamó ella, abriendo un ida y vuelta polémico.

- ¡Mirá que no vuelvo!

- ¡Andate enana!

En el programa estaba invitado Adrián Pallares, testigo incómodo del momento, que se animó a comentar: "Una pelea de familia".

Ya indignada, Feudale le contestó: "¡Qué familia! Si es mentira lo que dice de que somos las hermanas del aire".

"Por mí que se vaya con Tinelli, es que está insoportable", agregó Del Moro.

Sin ánimo de frenarla, Del Moro remató: "Por mí que se vaya con Tinelli, es que está insoportable", logrando que su compañera deje el piso.

Al volver del tape de Pachano, Santiago reflexionó y pidió que Marcela se reincorpore a Infama. "A ver, la pueden llamar. Enana, vení".

Con una pícara sonrisa, sabiendo que lo ocurrido se trataba de un cruce con un amigo, Feudale volvió, y dijo: "Vos me echaste. Tres veces me cortaste, no me podés cortar tres veces en el aire. Marina es testigo, la hermana del aire".

"No mezcles a Marina con vos. Una cosa es Cenicienta y otra cosa es la hermanastra", respondió con humor Santiago.

"Yo seré la hermanastra, pero ella es mi amiga", acotó la panelista mientras se incorporaba al ciclo.

Acto siguiente, con la intención de finalizar "la pelea", Del Moro le expresó su amor y le pidió un piquito. Y, con el beso, terminaron el tema.