Habló Ornella Berardi, la supuesta ex novia de Andrés Calamaro: ¿tercera en discordia?

La ignota joven, cantnate de 20 años, detalló su romance con el rockero y aseguró que convivieron. Micaela Breque minimizó el tema.

Desde la portada de la siempre explosiva revista El Sensacional se disparó una nueva polémica de terceros en discordia. En la tapa hay fotos de Andrés Calamaro (53) y una bella joven, que no es su novia Micaela Breque (25), en paños menores. Despechada, la cantante de 20 años llamada Ornella Berardi contó su verdad ante una cámara de El Diario de Mariana y avivó el fuego.

"Lo conocí por una amiga en común, yo recién llegaba de Mar del Plata para dedicarme a la música, a componer mis temas y grabar algunas cosas. Ella me dijo 'tengo un amigo músico que tiene un estudio importante y te puede ayudar'. Fui al estudio, y cuando llegué, era Andrés", arrancó Ornella. Entonces, detalló: "Cuando llegué, no sabía muy bien con quién me iba a encontrar. Más allá de tener conocimiento de lo talentoso que es, como persona no lo seguía. Físicamente no tenía idea. Y cuando lo ví, con dos palabras, fue como un flechazo desde el primer día. Siendo tan chica… Esto fue a principios del año pasado".

Sin pruritos, Ornella describió cómo nació el supuesto romance con Calamaro: "Yo lo conocí un sábado, y a partir del segundo día no nos separamos más. Encontré un Andrés muy depresivo, muy triste por la separación con Micaela, y fuimos muy compañeros, lo acompañé muchísimo en su transición. Andrés me decía que no entendía por qué ella lo había dejado de un día para el otro. Cuando pasaba el tiempo, me decía que extrañaba a Micaela, pero que al acompañarlo tenía ganas de estar conmigo y proyectar algo a fututo".

A pesar de todo, los casi cuatro meses de noviazgo con el rockstar no fueron como el cuento de hadas que pensaba: "Es muy difícil convivir con Andrés. Cuando una persona es tan cambiante de humor, es bastante complicado. Yo en ese momento tenía 19 años y él 50, se suponía que él me tenía que estar cuidando a mí. Pero era al revés. Era como tener un hijo, tener que cuidarlo todo el tiempo: es una persona muy infantil. Tenía que estar todo el tiempo atrás diciéndole 'esto sí, esto no'. Fueron cuatro meses muy intensos, teniendo en cuenta que él es muy intenso también. Convivimos dos meses en la casa de él, porque al tercero fue estando de gira".

Por su parte, esta mañana en AM, Micaela Breque minimizó el tema: "Si viene de El Sensasional, no les creo nada".

Escuchá el cover que Ornella Berardi hizo de Crímenes perfectos.