Luis Brandoni y su crítica a Relatos salvajes: "No es una buena película, no confundamos a la gente"

El actor, con cerca de 50 filmes en su haber, dio su particular visión sobre el largometraje de Damián Szifrón y no se calló nada. ¡Leé la nota!

Luis Brandoni y su crítica a Relatos salvajes. (Foto: Web y Ciudad.com)
Luis Brandoni y su crítica a Relatos salvajes. (Foto: Web y Ciudad.com)

"Escuchaba los comentarios antes del estreno y parecía que era mejor película de la historia del cine del mundo. Hay otras mucho más importantes".

Es sin lugar a dudas el fenómeno del cine argentino en lo que va del año. Tras un destacado paso por el festival de Cannes, Relatos salvajes se estrenó en el país con un éxito arrollador. En apenas 10 días, el tercer filme de Damián Szifrón fue visto por casi un millón de espectadores, todo un récord para nuestras pampas.

Protagonizada por un crisol de estrellas como Ricardo DarínDarío GrandinettiOscar Martínez, Érica Rivas, Leonardo Sbaraglia, Rita Cortese y muchos otros, la película ha cosechado numerosas críticas positivas de medios especializados y el público en general. Sin embargo, no todos se subieron al boom.

Luis Brandoni, renombrado y experimentado actor con cerca de 50 películas en su haber, brindó su particular visión del largometraje y no se calló nada. “No considero que Relatos Salvajes sea una buena película, me parece que estamos exagerando, no confundamos a la gente”, disparó en Y Más!, el ciclo de Radio 10.

"Es tan chato el nivel actual del cine argentino que esta película es atractiva. Me parece una exageración".

“Escuchaba los comentarios de todos los programas, inclusive los deportivos y los de cocina, hablando antes del estreno y parecía que era mejor película de la historia del cine del mundo. Hay películas mucho más importantes”, aseguró Brandoni, sin pelos en la lengua.

Es tan chato el nivel actual del cine argentino que esta película es atractiva y está bien hecha, pero no es para ponerla en la lista de las mejores películas de la historia argentina. Me parece una exageración”, concluyó. Y bueno, no se puede contentar a todos.