Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Sabrina Rojas, de cuatro meses, reveló que espera un varoncito ¡y recibió el llamado en vivo de Luciano Castro!

La actriz estuvo en Intrusos y habló de su relación con el galán, su hija Esperanza y hasta hubo tiempo para "reclamos maritales". ¡Dale play!

Sabrina Rojas, embarazada de cuatro meses, reveló el sexo de su bebé en Intrusos ¡y recibió el llamado en vivo de Luciano Castro!

Transita el cuarto mes de embarazo de su segundo año y se la nota radiante y feliz, junto a su familia. Sabrina Rojas (31) estuvo en Intrusos con su panza, reveló el sexo del segundo bebé que tendrá con Luciano Castro (39), con quien ya son papás de Esperanza (1 año y medio) y hasta recibió el llamado del galán en vivo, para su sorpresa y la del público.

Sabrina: "Al principio no daban un mango por esta pareja, y ahora que vamos por el segundo hijo, no hay más guardias en la puerta de casa. Empezaron a creer. Tuvimos una separación de tres meses y crisis, como todas las parejas. Luciano es tan deseado que lo tengo que tirar un poco abajo para que no me lo miren tanto".

"Ya sabemos el sexo, es un varón. No quiero decir el nombre por si llega a haber algún cambio. Lo elegí yo, obvio. A mí se me deforma el cuerpo, paso las mil y una, ¿y encima no voy a elegir el nombre? Yo tengo más autoridad que vos. Yo le tiré el nombre, mucho no le gustaba, pero después aceptó", contó Sabrina sobre su intimidad familiar con Luciano.

"Con Esperanza estuvimos de acuerdo enseguida. Este es como Esperanza, que es clásico pero no común. No es David ni Rodrigo, por dar dos ejemplos", agregó la actriz. Además, sumó: "Al principio no daban un mango por esta pareja y ahora que vamos por el segundo hijo no hay más guardias en la puerta de casa. Empezaron a creer. Tuvimos una separación de tres meses y crisis, como todas las parejas. Luciano es tan deseado que lo tengo que tirar un poco abajo para que no me lo miren tanto. Es muy divertido, ermitaño, pero mejor para mí, así no lo miran tanto. Le gusta mucho estar en casa. Cocinamos mucho. Me ayuda mucho con la nena, hasta cambia los pañales".

Luego de la charla y casi al final del programa, Luciano Castro llamó y dialogó con Jorge Rial y su mujer al aire.

Sabrina: - ¡Es Luciano! Hola mi amor...

Luciano: - Estoy laburando pero se ve mucho el programa y me han comentado que mi mujer me 'alquiló'.

Sabrina: - Va con amor, gordo.

Luciano: "Sabrina resignó su carrera, su trabajo por la familia. Fue una apuesta que no sé cuánta gente hace. Dejar el ego de lado, yo no lo puedo hacer. Que quede claro que así como ella eligió, yo elijo a la compañera que tengo por la personalidad que tiene, es mi equilibrio, es todo para mí la gorda".

Luciano: - Lo sé mi amor, lo sé.

Rial: - Cambiás los pañales con caca, te reinvidico. Pocos hombres lo hacen.

Luciano: - Es normal en mi familia. El nene está cagado y alguien lo tiene que cambiar, es normal. No voy a esperar que vengan a cambiar al gordo.

Rial: - ¿Nunca fuiste de meterte en la carrera de ella?

Luciano: - No porque cuando yo la conozco ya era Sabrina Rojas. A lo mejor no le gusta, pero digo tantas cosas que no le gustan que una más no va a pasar nada. Ella resignó su carrera, su trabajo por la familia. Fue una apuesta que no sé cuánta gente hace. Dejar el ego de lado, yo no lo puedo hacer. 

Sabrina: - Es por amor, por amor a él, a la familia.

Luciano: - ¡Si no es por amor es una boluda!

Entonces Rial le consultó al actor por qué se levanta a las cinco de la mañana. Castro contó que porque va a entrenar temprano y ahí se dio un divertido intercambio de reclamos maritales.

Luciano: - ¡Que no se me ocurra hacer ruido a esa hora!

Sabrina: - Hay dos baños, ¡hacete todo abajo! Si hay otro baño. Yo no tengo la culpa que se levante a las 5 de la mañana y yo duermo tranquila. Él hace lo suyo y yo duermo feliz.

Rial: - Quería reivindicarte Luciano.

Luciano: - Soy un pelotudo, ¿no?

Rial: - Tampoco pelotudo, sino maltratado.

Luciano: - Que quede claro que así como ella eligió yo elijo a la compañera que tengo por la personalidad que tiene, es mi equilibrio, es todo para mí la gorda.

Sabrina: - Después nos vemos mi amor. Me voy corriendo a buscar a Matu (N. de la R.: Mateo, de 12 años, el hijo mayor de Luciano, fruto de una relación anterior).

Luciano: - Andá, andá que te va a matar.

Cuando Castro cortó el teléfono, Rojas exclamó: "¡Me sorprendió que salga al aire! ¿Si cambió con la prensa por estar conmigo? Cambió, pero no por mí, maduró él".

¡Mirá el video!