Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Eduardo Feinmann y su relación con Nieves Jaller: "No hablo de mi vida privada, menos de una dama"

El periodista habló con Ciudad.com y respondió a la consulta sobre la confesión de la ex de Ale Sergi, quien afirmó haber visitado su casa.

La caballerosa aclaración de Eduardo Feinmann sobre su relación con Nieves Jaller

La exuberante Nieves Jaller dejó varias bombitas en su paso por el piso de Intrusos. Y su inesperada confesión respecto del affaire que afirma haber tenido con Eduardo Feinmann, fue muy comentada en las redes sociales. La ex de Ale Sergi afirmó haber salido con el periodista de C5N, y hasta haber visitado su casa, por eso Ciudad.com se comunicó con el conductor de El Diario, para saber su reacción ante estas sorpresivas declaraciones.

"Yo no hablo de mi vida privada, menos de una mujer. No tengo nada que contar".

-¿Escuchaste las declaraciones de Nieves Jaller en Intrusos?

-La verdad es que no sé qué dijo, no hablo de una dama.

-Dijo que salieron varias veces, que fueron a cenar juntos y que hasta fue a tu casa.

-Yo no hablo de mi vida privada, menos de una mujer. No tengo nada que contar.

-Pero dijo que fuiste muy caballero con ella...

-Aha, mirá vos. Pero te repito, no hablo de mi vida privada.

-Como dato de color, Marcela Tauro, compañera tuya en C5N, le preguntó a Nieves si era cierto que no tenías gas en tu casa, y ella lo confirmó. ¿Es verdad eso?

-(Risas) ¿Necesitás que te mande una foto de mi hornalla a gas?


QUÉ DIJO NIEVES
Horas antes, Nieves Jaller lo había llenado de halagos a Eduardo Feinmann: "Es un caballero, es un divino. Cenamos, me pasó a buscar a Te mataré Ramírez… Fui a la casa también. Algo que me llamó la atención es que tiene la estatua de Juan Manuel de Rosas en la casa. ¡Es muy extraño! Pero bueno… No prosperó porque no teníamos muchas cosas en común. Perdón Eduardo… No dormimos juntos. Eduardo es un amigo. Igual, yo soy una dama, él no habla. ¿Si me invitó a su barco? No, no llegamos a ir al barco".

¡Todo un dandy, Eduardo!