Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La incómoda reacción de Laura Esquivel cuando le preguntaron por su novio en Tu cara me suena

La joven no ocultó su fastidio cuando Marley, el jurado ¡y hasta sus papás! hablaban de su flamante relación con un productor del programa. Mirá y comprobá.

La incómoda reacción de Laura Esquivel cuando le preguntaron por su novio en Tu cara me suena

"Basta, no quiero seguir hablando, me da vergüenza", pidió Laura muy seria. 

A pesar de ser famosa desde pequeña, poco se conoce de la vida privada de Laura Esquivel (20). Pero en las últimas semanas trascendió la noticia de que la talentosa joven está de novia con José Barrientos (29), productor de Tu cara me suena, ciclo donde ella brilla.

Las fotos no tardaron en llegar y ella se animó a declarar a revista Gente: “Nunca antes me conocieron un novio porque siempre tuve bajo perfil. Pero ahora siento que estoy con alguien que me comprende, que encontré al hombre de mi vida”.

Sin embargo, Laura no se mostró con tantas ganas de hablar sobre su relación en la última gala del programa. Más bien, todo lo contrario… Luego de la performance de Esquivel como Rihanna, Marley se acercó a saludar a los papás de la joven que estaban en el estudio y no pudo evitar preguntarles por su nuevo yerno.

"Miren la cara de Laura. Le encanta que hablemos de esto", acotó con humor Vernaci.

“Escuché un rumor. Parce que está de novia, ¿les presentó al novio?”, preguntó el conductor y, entre risas, la mamá y el papá de la artista confirmaron que ya conocen al productor, a quien aceptaron con gusto en la familia.

Mientras sus papás hablaban con Marley, Laura no disimuló (ni un poquito) su cara de disgusto e incomodidad. De hecho, Elizabeth Vernaci expresó: “Miren la cara de Laura. Le encanta que hablemos de esto”.

Basta, no quiero seguir hablando, me da vergüenza”, pidió muy seria. Además, cuando Marley le reclamóa sus compañeros que feliciten a Esquivel por su noviazgo, Florencia Peña le retrucó: “¿Pero no ves que no quiere que la felicitemos?”. Laura, en cambio, prefirió llamarse a silencio.