Luly Drozdek le dijo "no" a Cauã Reymond, Jorgito de Avenida Brasil

La modelo le contó a Paparazzi que rechazó al galán brasileño más deseado del momento. ¡La envidia de todas las chicas! 

Luly Dorzdek y su fallido romance con Jorgito de Avenida Brasil (Fotos: Web).
Luly Dorzdek y su fallido romance con Jorgito de Avenida Brasil (Fotos: Web).

Avenida Brasil resultó un verdadero fenómeno televisivo, no sólo en nuestro país, sino en gran parte del mundo. Una de las claves del suceso, sin dudas, es su protagonista: Cauã Reymond, quien interpreta a Jorgito en la historia de amor. Convertido en el galán del momento, el actor brasileño revolucionó Buenos Aires durante su última visita, cuando llegó para ver el gran final de la tira en el Luna Park junto al público.

En medio de la algarabía por la presencia de Reymond en nuestro país, la modelo Luly Drozdek le confesó a la revista Paparazzi que “muere” por él: “Soy fanática de Jorgito, el protagonista. ¡Es mi amor platónico! Te aseguro que soy cero cholula, pero apenas vi la novela y con este chico, me atrapó. Me pareció un Dios, un tipo increíble. Pero la cosa no termina ahí…”, aseguró.

"Cuando éramos chicas fuimos a bailar a un boliche en Río de Janeiro, el pibe se me tiró y yo no le di bola".

¿Por qué no terminaba ahí la historia? Sucede que Luly contó que tuvo la chance de vivir un affaire con Cauã pero no lo hizo: “Mi prima (que vive en Brasil) me dijo que yo lo conocía. Que cuando éramos chicas fuimos a bailar a un boliche en Río de Janeiro, que el pibe se me tiró y yo no le di bola. Le pregunté cuándo había pasado. ¡La verdad, no me acordaba! El pibe cambió un montón. Antes era lindo, pero ahora está hecho un bombón. Imaginate que me quiero matar. Me pasé casi una semana lamentándome, golpeándome la cabeza contra la pared, me ajusticié”.

“Pensar que no le di bola y mirá lo que es ahora… Pensar que esa noche en que quiso conquistarme estuvimos charlando un montón de tiempo y yo ni me acordaba que era él”, agregó Dorzdek sobre su frustración.

Pero explicó por qué le dijo que “no” en su momento: “Lo que pasa es que yo soy muy histérica, no me gusta salir rápido con un chico o irme de un boliche con un flaco. Soy de las que les gusta que la lleven a comer. Y hay chicos que son tan lindos, la tienen tan fácil, que no tienen por qué hacer todo ese trabajo”.