Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Jorge Rial y su ácida crítica a la boda de Wanda Nara y Mauro Icardi: "No entiendo esa maldad de gozar a Maxi López"

El periodista apuntó contra la pareja. "Pensaron más en la venganza que en la felicidad propia", afirmó. ¡Dale play!

La ácida crítica de Jorge Rial a la boda de Wanda Nara y Mauro Icardi: "No entiendo esa maldad de gozar a Maxi López"

"Quiero decirle a Mauro que la sociedad te pasa factura cuando te mandás una cagada como esto de chorearle la mujer a un amigo".

La boda de Wanda Nara y Mauro Icardi tuvo de todo. Glamour, personajes famosos, alguna perlita con los familiares del futbolista, un singular video que quedará en los anales del periodismo (?) y un tremendo escándalo con Maxi López, que llevó a los involucrados a la comisaría.

Al día siguiente del gran festejo, todos los programas de espectáculos se hicieron eco de la fastuosa celebración e Intrusos no fue la excepción. Es sabido que a Jorge Rial no le tiembla el pulso a la hora de dar críticas y el conductor se despachó con un ácido comentario para los novios.

Hay algo que de verdad no entiendo, esa maldad que tienen de seguir insistiendo en el goce a Maxi como algo divertido. Siento rencor todavía y me parece que ya está, ya está. Esto de 'te robo', bueno, por algo levantaron la publicidad de la gaseosa. No está bien visto, quiero decirle a Mauro, no está bien visto eso. La verdad, estaban pensando más en la venganza que en la felicidad propia. Eso es lo que no entiendo, de verdad”, comenzó el periodista, bien picante.

"Wanda tendría que ser feliz sobre todo si se alejó de una persona, como ella la describe, violenta. Olvidate y sé feliz".

“¿Y sabés qué pasa? Después la sociedad te pasa factura cuando te mandás una cagada como esto de chorearle la mujer a un amigo, la sociedad te termina pasando factura. Empezás a perder cuentas y un montón de cosas. Esto es lo que no entiendo, porque Wanda tendría que ser feliz sobre todo si se alejó de una persona, como ella la describe, violenta. Olvidate y sé feliz, no pongas ni cuernos, ni te estoy robando. Bah, qué se yo, me parece a mí”, concluyó Rial, sin pelos en la lengua.