Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Nazarena Vélez, lágrimas y dolor en su primera aparición televisiva: "Mi cabeza está enferma"

La actriz visitó a Mirtha Legrand y, con la voz quebrada, habló del trágico suicidio de su marido, Fabián Rodríguez. Video.

Nazarena Vélez, su relato quebrado con Mirtha Legrand

"No me enojo (por su decisión de quitarse la vida), lo amo, lo extraño, todavía lo escucho".

Luego de romper el silencio y brindar su primera entrevista tras el trágico suicidio de Fabián Rodríguez, Nazarena Vélez juntó fuerzas y asistió al programa de Mirtha Legrand. La productora hizo su primera aparición en televisión tras el fatídico 24 de marzo pasado, en el que su marido decidió quitarse la vida.

“Yo también te elegí después del fallecimiento de mi hermana Jazmín, así que vamos a ponerle el pecho a la situación, tenía que haber una primera vez”, comenzó la actriz y recordó a la joven, quer murió en un accidente automovilístico en 2010. El almuerzo estuvo regido por una lógica sensibilidad y el respeto de todos los presentes, que aprovecharon la circunstancia para dar sus condolencias a Nazarena.

Vélez habló de todo y no pudo contener las lágrimas. Apoyada en su amigo y compañero, José María Muscari, la productora relató con voz quebrada el calvario que ha sido su vida desde entonces.

A continuación, algunos de los pasajes más destacados:

"Sin darme cuenta, me como las uñas de los nervios y me despierto con sangre en las manos".

- “Yo me había enojado con Fabián y en medio de la discusión, él se fue de casa para no seguir discutiendo y Barbie me aconsejó que me fuera a Miami, que eran unas vacaciones que tenía planeadas. Me aconsejó que me fuera hasta que se me pase el enojo, porque esto iba a pasar, y después íbamos a hablar tranquilos”.

- “No me enojo (por su decisión de quitarse la vida), lo amo, lo extraño, todavía lo escucho ducharse. Yo estaba segura que él estaba muerto, pero siempre tenés esperanzas. En el mail me decía que se iba con su papá, que lo perdone, que sabía que yo era una mujer muy fuerte y que me iba a amar toda la vida y que se iba con la familia que siempre soñó”.

- “El primer mes, no podía salir de la cama. Todos me decían que saliera a trabajar, que me iba a hacer bien a mí y a mi familia, pero no podía hacer nada al principio. Sin darme cuenta, me como las uñas de los nervios y me despierto con sangre en las manos (...) me encuentro medicada con sedantes, mi cabeza está enferma”.

"Thiago pregunta por su papá todo el tiempo. Le dije que estaba cansado y que se fue a dormir con Dios y me respondió que entonces él quería tomarse un avión para verlo".

- “Soy un león herido, pero un león que va a salir a pelear por sus tres hijos, este es un dolor muy fuerte y desgarrador, pero yo siempre expuse toda mi vida y no me iba a callar la boca y si bien obviamente no me voy a pasear por todos los programas, sí siento que la gente quería escucharme”.

-“Estoy enojada con Dios porque creo en él, por eso estoy enojada. ¡Basta, Dios! No soy King Kong, y no lo digo tanto por mí que soy una mujer de 39 años, lo digo por mis hijos y por mis padres que todavía sufren por la muerte de Jazmín. Pero lo de Fabián fue antinatural, siento que ya son suficientes tragedias en mi vida”.

- “Thiago pregunta por su papá todo el tiempo. La primera semana no podía explicarle nada porque yo no entendía nada, Fabi me pidió en el mail un par de cosas, más allá de decirme lo mucho que me amaba, me pidió que ponga una foto suya en la habitación de Thiago, así que al tercer día lo hice. Le dije que estaba cansado y que se fue a dormir con Dios y me respondió que entonces él quería tomarse un avión para verlo, tiene distintas etapas, aunque lo sigue buscando”.