Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

¡Bombita botinera! Maxi López y Mauro Icardi podrían ser compañeros de equipo: cómo se daría el enroque

El ex marido y el actual novio de Wanda Nara podrían coincidir en la Sampdoria si se dan una serie de hechos. Los detalles.

El mundo del fútbol es cíclico. Los jugadores van y vienen, los equipos los venden, los prestan y los vuelven a tener en sus filas.

Mauro Icardi (21) y Maxi López (29) son sólo dos exponentes entre miles de casos. Y es que ambos jugadores pasaron (entre varios otros clubes) por la Sampdoria de Italia.

Icardi comenzó allí su carrera europea, allá por 2011, mientras que López estuvo en el club de Génova en la temporada 2012/2013. En ese equipo ambos delanteros se conocieron y forjaron su amistad. Luego vino lo ya conocido: la separación de Wanda Nara del platinado futbolista, el comienzo de su relación con Mauro, su mudanza a Milán, los escandalosos mails y más.

Ahora bien, como la pelota da vueltas y, tal como rezaba una vieja mini bio de Twitter de Nara: "A donde el fútbol nos lleve", Maxi y Mauro podrían volver a ser compañeros en poco tiempo.

¿Cómo se daría esto? Según informa el sitio italiano www.calciomercato.com en su artículo "Inter o Samp: futuro incierto para Icardi", Inter aún no terminó de abonarle a la Sampdoria los 13 millones de euros que le debe por el pase de Icardi. Los directivos del club genovés estaban preocupados por el bajo rendimiento de Mauro y también por su vida personal, que no estaba bien vista por la dirigencia del Inter. Entonces, con miedo de que no hicieran uso del pase, piensan hacer el reclamo de la deuda sobre por el delantero que, a fin de la temporada (en junio) podría volver a la Samp.

Por otra parte, Maxi, actualmente en Sampdoria, deberá ver si sigue en el club genovés cuando finalice el torneo.

De darse tooodas estas situaciones, Maxi López y Mauro Icardi coincidirían en la cancha y en el -posiblemente picante- vestuario del club genovés a mitad de año.

¿Se imaginan a Wanda en la platea con su actual y su ex con la misma camiseta? ¡Qué culebrón!