Jorge Rial terminó abruptamente un móvil con Daniel Agostini

El conductor de Intrusos se mostró indignado ante las respuestas del cantante de cumbia desde el juzgado de familia donde disputa la tenencia de su hijo con Nazarena Vélez

Jorge Rial cortó abruptamente un móvil con Daniel Agostini

Una broma que terminó mal. Así se podría explicar el tenso momento que se vivió en Intrusos el miércoles al mediodía apenas comenzó el programa. Ocurrió cuando Jorge Rial presentó un móvil con Daniel Agostini desde el juzgado de familia donde el cantante tropical mantuvo una audiencia con Nazarena Vélez por la tenencia de su hijo, Gonzalo.

"Dale Jorge que me quiero ir bol…, dale querido. Hace como una hora que estamos. Me la hacés larga, papi", dijo Agostini. 

Dale Jorge que me quiero ir bol…, dale querido. Hace como una hora que estamos. Me la hacés larga, papi”, dijo entre risas Agostini pero el chiste no le cayó nada bien a Rial. Sin embargo, el periodista le preguntó cómo resultó la audiencia con su ex.

Daniel respondió: “De diez, está todo perfecto. No te puedo contar mucho porque hay un pedido de confidencialidad pero está todo muy bien. La idea es que esté todo en orden. Así que les mando un beso grande. No puedo hablar mucho porque mis abogados no me dejan hablar. Te mando un beso grande, amigazo”, se ¿despidió? el ex líder de Sombras.

"Mandás un móvil hasta Béccar, nos interesa saber, podría haber sido más amable y educado. Esto no fue una nota de asalto", dijo Rial tras cortar la nota. 

Rial no intentó retenerlo, ¡todo lo contrario! “Bueno, gracias, chau”, fue su tajante reacción ante la actitud de Agostini. Es más, cuando Pablo Layús intentó ampliar la información, el conductor le dijo: “No me interesa Pablo, dejá. No me interesa el tema”.

“La mala educación al ped…”, agregó ya de vuelta en el piso, visiblemente molesto por la situación. Marcela Tauro también se mostró indignada: “Cuando te necesitan, después te llaman. Cuando hubo problemas, pidió cámara. Vendió el recital, la foto del bebé prematuro… O sea, ¡no somos bolu…! La culpa es nuestra también, analicemos eso”, aseguró la panelista.

Rial acotó: “Mandás un móvil hasta Béccar, nos interesa saber, podría haber sido más amable y educado. Esto no fue una nota de asalto, estaba el móvil y él lo estaba esperando. También quiero que sepan esto, Agostini, que hoy no quiere hablar, también llamó a Marcela Baños para decir algo que era equivocado. Manipuló la información cuando se adelantó a la Justicia y dijo que en diciembre su hijo iba a estar con él”.

Minutos más tarde, Rial volvió establecer la conexión con el móvil en  el juzgado… pero con Nazarena Vélez. En ese momento, sí se trató el tema de la tenencia de Gonzalito en tranquilidad, que era la idea original del ciclo.