La incomodidad de Nicole Neumann ante una altísima modelo en Animales Sueltos

La mujer de Poroto Cubero se quedó sin aliento cuando Alejandro Fantino presentó a Paula Peralta, y tuvo una sincera respuesta cuando el conductor pidió su opinión.

El asombro de Nicole Neumann ante una altísima modelo en Animales Sueltos

La escultural colorada ya había estado esta misma noche en Intratables, pero el acertado cambio de vestuario por un vestido rosa muy ajustado para asistir a Animales Sueltos provocó el genuino asombro de Nicole Neumann. Como conductor, Alejandro Fantino anunció a Paula Peralta con justificados halagos, pero ante la reacción de su panelista la invitada se sentó bien lejos de su colega.

Con su voz de relator, Fantino también reveló: "Le faltan terminar un par de materias en el secundario, vamos a ver si la podemos ayudar". Pero al ver la imponente estatura de la modelo, el conductor le pidió que se pongan espaldas con espaldas para que se evidencien los 1.80 metros de altura, los centímetros extra que le aportaban las plataformas y las lolas operadas.

A pesar de todos los piropos y suspiros unánimes que sonaban en todo el estudio, el rostro de Neumann era adusto, casi como atónita frente al mini desfile de su colega. "¿Por qué tenés esa cara, Nicole?", indagó Fantino. Con una risa nerviosa, la mujer de Fabián Cubero replicó: "¿¡Qué querés que diga!?".

Rápida de reflejos, Paula Peralta, la invitada se hizo cargo de la tensión y aseguró: "El vestidito es una locura, me encantó", al tiempo que se sentó en la otra punta de la banqueta que ocupaba la rubia. "Querés que diga algo, estas son las chicas que cuando me las ponen al lado para desfilar, me quiero matar. Siempre pido que me pongan a alguien más de mi altura al lado", se sinceró con cierto fastidio la ex cantante. Luego, Neumann además le pidió al cocinero Donato de Santis que se siente a su izquierda, para evitar tener cerca a la otra belleza.

La polémica o la escena de celos entre las mujeres se zanjó cuando Nicole afirmó que no tenía problemas y que "Poroto" no miraría a su ladera. El detalle es que al iniciar el programa, la panelista había sido elogiada por la sensualidad de su ropa y se había negado a dar una vueltita: "No me enfoquen acá (señaló la diminuta pollerita elastizada) porque no me voy a dar vuelta", advirtió.

Cosas de mujeres, que se celaron y sacaron chispas con las miaradas.