Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El destape sexy de Marcela Feudale: "Estoy sola hace bastante, es una deuda pendiente, aunque una picotea..."

.

(Para ver las fotos en tamaño grande, hacé click sobre la imagen)

Hace un tiempo que Marcela Feudale (51) ya no es la misma, o al menos, no es la misma que se veía antes en pantalla.

"Nunca tuve ganas de hacerme las lolas, pero cuando empecé a entrenar y bajar de peso, el cuerpo cambió y las lolas también. Entonces Santiago del Moro me insistió, fui a ver al cirujano, me probé tamaños, pregunté todo. Yo le tenía miedo a la anestesia, pero me decían que no era nada grave y realmente fue así".

La histórica locutora de ShowMatch y actual panelista de Infama se animó a dar un giro en su carrera y con eso vino un vuelco en su modo de mostrarse. Más sensual en lo estético y picante en sus comentarios, Feudale se muestra mucho más extrovertida y hasta se anima a posar sensual en una producción exclusiva de Ciudad.com, donde además hubo lugar para la charla.

-¿Se puede decir que ya está plantado tu perfil más sensual y de tinte más artístico?

-Artístico no. Estoy más expuesta físicamente pero también es porque me siento mejor. Funcioné en pos de un montón de cosas, como el entrenamiento o los tratamientos para poder estar bien físicamente, entonces uno siente una seguridad que te permite a lo mejor exponerte un poco más físicamente.

-¿Haberte operado las lolas ayudó?

-Nunca tuve ganas de hacerme las lolas, pero cuando empecé a entrenar y bajar de peso, el cuerpo cambió y las lolas también. Entonces Santiago del Moro me insistió, fui a ver al cirujano, me probé tamaños, pregunté todo y después me volvió a llamar al médico para que no me cuelgue. Yo le tenía miedo a la anestesia, pero me decían que no era nada grave y realmente fue así.

-¿Estás en pareja?

-Estoy sola hace bastante, es una deuda pendiente. Picoteo... Una picotea, pero nada más que eso. No estoy en pareja.

-Volvés con ShowMatch, de nuevo a trabajar de noche y a cambiar la rutina...

"Estoy sola hace bastante, es una deuda pendiente. Picoteo… Una picotea, pero nada más que eso".

-Sí. En 2013 había sido el primer año que después de 20 años tuve noches libres en la semana. Fue rarísimo porque pude hacer otras cosas, como ir a estrenos de cine, salir a comer con amigos en una hora normal, tipo diez de la noche. Pero también lo extrañás, sentís como que te falta una parte. Estoy chocha, contenta, vamos a ver si nos reímos un rato.

-En una entrevista de 2011 con Ciudad.com, contaste que hace muchos años te habían ofrecido hacer una nota en tu casa y que te había costado decir que sí porque querías cuidar tu intimidad. Ahora estás del otro lado, ¿cómo lo vivís?

-A partir del llamado de Santiago para estar en Infama, cambié mi actividad rutinaria. Entonces, al estar más comprometida en la vida de los demás, uno tiene que aceptar que es un personaje más público, que tiene otros requerimientos, y el día que se metan en mi vida (si se meten) me la tendré que bancar. Pero me parece que son etapas en la vida. Esa época (los noventa) era totalmente distinta, no se exponían tanto las cosas. Era todo mucho más para adentro y era raro que uno hablara de sus parejas o de su vida sexual. Entonces era un modo de ser, uno cumplía con lo que las reglas sociales o parámetros exigían. Eso cambió mucho y uno acepta el juego. Y si no lo aceptás, deberás disolverte en el aire porque lamentablemente es eso, desaparecer. Hay que modificar pensamiento y actitudes, siempre y cuando no te dañe, porque uno también se reserva cosas para sí mismo.

"Con Marina (Calabró) nos llevamos muy bien. Es una mina extremadamente inteligente y muy profesional, nos entendemos. Con Santiago y ella somos un trío muy compacto. Muy raramente puede haber una rispidez. Y los problemas que se puedan ocasionar, siempre los solucionamos puertas adentro, aunque no han sido muchos igual".

-¿Cómo te llevás con Marina Calabró?

-Con Marina nos llevamos muy bien. Es una mina extremadamente inteligente y muy profesional, nos entendemos. Me parece una mina genial. Con Santiago y ella somos un trío muy compacto. Creo que a fuerza de trabajar y de remar (porque remamos siempre) nos conocemos muchísimo y sabemos cuál es el rol de cada uno adentro del programa. Muy raramente puede haber una rispidez o una pelea o algo que ocasione algún tipo de problema. Y los problemas que se puedan ocasionar, siempre los solucionamos puertas adentro, aunque no han sido muchos igual.

-¿Te gustaría volver a ser profesora de Historia?

-Lo que pasa es que una, después de haber estado tan expuesta, se pregunta cómo te recibirá un grupo de estudiantes de Historia. Hay mucho con respecto a todo. Hay quienes dicen que no, que puede hacer saltar la banca, que sería buenísimo, pero uno a veces siente cierto temor. A mí me encanta la docencia, me parece lindísimo.


-Fotos: Maxi Didari.
-Producción: Lola Levit.
-Asistente: Sol Berestovoy.
-Make up y pelo: Sara Botero para Rainbow Make up Studio - www.facebook.com/pages/Rainbow-Make-Up-Studio
-Agradecimientos: Paz Cornú, Luciano Marra, Iván Curdi (personal trainer de Team Benadiba), Fer Tossi para Le Chateau Spa y estilista Vero Bevacqua para Elena Marquez.
-Locación: Circolo Massimo - www.circolomassimo.com.ar