Flor Peña reveló cómo le pidió casamiento Ramiro Ponce de León: "La propuesta fue expeditiva y locuaz"

La actriz contó en la revista Gente el insólito momento que generó que el abogado salteño le pidiera matrimonio.

Flor Peña reveló cómo Ramiro Ponce de León le pidió casamiento
Flor Peña reveló cómo Ramiro Ponce de León le pidió casamiento

Los cinco años y medio de amor de Florencia Peña (43) y Ramiro Ponce de León (43) se coronaron con el nacimiento de su hijo, Felipe (7 meses). Sin embargo, a fin de año la pareja dará un paso más en su relación con el casamiento. 

Feliz con la familia ensamblada que conformó con el abogado salteño, el bebé y sus hijos, Tomás (15) y Juan (9), fruto de su matrimonio pasado con el músico Mariano Otero, la actriz protagonizó la tapa de la revista Gente y anticipó: "Me caso y no creo en la monogamia". Luego, contó con lujo de detalles cómo Ramiro le pidió casamiento. 

Flor tenía que hacerle el pasaporte a Felipe para poder viajar a Montreal y un requisito del trámite desencadenó la feliz propuesta, mientras ella hablaba con la empleada de un Centro de Documentación Rápida: 

Empleada: –Felipe tendrá su pasaporte muy rápido. ¿Vino el papá? 

Flor: –No, su papá vive en Salta. Pero acá está la partida de nacimiento… 

"La propuesta fue expeditiva y locuaz. Pero la más auténtica", aseguró Flor, luego de que el trámite del pasaporte de su hijo desencadenara el pedido de Ramiro.

Empleada: –Con eso no basta. ¿Trajiste el certificado de matrimonio? 

Flor: –No estamos casados… 

Empleada: –Necesito el consentimiento del padre. 

Flor: –Dame un minuto… (buscó su teléfono y llamó a Ramiro). 'Escuchame, no puedo hacer ningún trámite porque no estás acá'. 

Del otro lado de la línea se oyó: 

Ramiro: –¡Uff! Deberíamos casarnos, ¿no? Evitaríamos tantos quilombos… 

Flor: –Ok, dale. Pero ¡pará! ¡Dejame pensar que también lo haríamos por otros motivos! 

Con la escena perfectamente narrada por Peña, acto seguido agregó: "La propuesta fue expeditiva y locuaz. Pero la más auténtica que pude haber recibido". Luego sumó otra situación conyugal que define a su pareja: "Un día, muy neurótica y con el agraviante de la distancia, le reclamé a Rama que se había olvidado nuestro segundo aniversario. En medio de la charla, hizo un silencio y gritó: '¡Harto me tenés con el romanticismo! Metételo en el culo'. Y cortó. Quedé helada", contó la actriz, poniéndole una cuota de humor a su particular relato.