Fede Bal se reunió con Laurita Fernández y luego fue a atenderse a un sanatorio

La separación entre Laurita Fernández (25) y Federico Bal (28) ingresó ayer en etapa de definiciones, cuando se encontraron cara a cara después de dos semanas de estar distanciados. En su día libre de funciones de Magnífica, el actor viajó desde Mar del Plata a Buenos Aires para tener la charla de rigor cara a cara con la conductora de Combate.

Por el momento, no trascendieron los detalles del crucial "careo", aunque Andrea Taboada reveló en Los Ángeles de la Mañana que Fede acudió a la guardia del Sanatorio de Los Arcos, minutos antes de que la misma panelista se hiciera atender allí mismo. "Yo lo quería saludar para ver cómo estaba, pero justo se había ido. Pregunté a algunas personas que estaban ahí y el cuadro fue fiebre. Había estado un ratito", aseguró la panelista.

Intrigado, Ángel de Brito indagó: "¿Por una fiebre fue a la guardia?". Desconcertada, Taboada replicó: "Se ve que se asustó y quería revisarse. Está bien. Estaba solo". En ese momento, Lourdes Sánchez concluyó: "Le pegó mal la separación. Me pasaba eso cuando era chica y me separaba de mis novios".

Así fue que Nequi Galotti planteó el interrogante que flotaba en el aire: "¿Se descompuso después del encuentro con Laurita?". Entonces, el conductor se sinceró: "No sé si sacar esa conclusión… Se juntaron en la casa de Carmen Barbieri. Estuvieron charlando bastante. La reunión era para definir cómo seguía la pareja".