Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Festival CineMigrante llega en modo online indagando "qué significa habitar el mundo"

Desde el 22 al 29 de septiembre se podrá ver online películas acerca de la temática migratoria.

Por una semana, se podrá ver una interesante selección de films de temática migratoria.
Por una semana, se podrá ver una interesante selección de films de temática migratoria.

La 11va. edición del Festival Internacional CineMigrante, encuentro que propone generar un espacio cultural que permite el acercamiento, la profundización y la sensibilización acerca de la temática migratoria, se llevará a cabo desde el 22 hasta el martes 29 de septiembre, por streaming, con acceso libre y gratuito.

"Esta edición online surge a partir de la necesidad de seguir estando presentes en un momento en el que creemos que es importante acercar a las diferentes personas, así como a nuestro público, una reflexión que CineMigrante viene haciendo hace tiempo en torno a lo que significa habitar el mundo hoy", expresó Florencia Mazzadi, directora del festival, en entrevista con Télam.

"La pandemia es la crisis de un modo de relación entre nosotras y nosotros con este medio, concretamente la relación fundante, es decir, todo aquello que es territorio o todo aquello que es posible de ser territorio de conquista o de ganancia que es lo que mueve las relaciones. Sea la ganancia a través de los cuerpos o a través de la explotación de las riquezas", añadió.

Con sus secciones centrales, retrospectiva, charlas y presentaciones, esta nueva edición ofrecerá un espacio de proyección digital, interacción e intercambio entre los directores, invitados y el público y se transmitirá en vivo -no ofrecerá las películas on demand- con el fin de reflejar la práctica comunitaria del cine y fomentar la acción colectiva para mantener la impronta del festival.

Este año contará con cinco salas de exhibición que funcionarán de 17 a 24, tendrá la sección central que incluye tres ejes: "I Can't Breathe", "Necropolítica/Fronteras" y "Relatos que Agujerean la Trama", que buscarán mostrar desde diferentes perspectivas la imposibilidad del encuentro con los otros.

En la sala "I Can't Breathe" se podrán ver películas que reflejan las imágenes de miles de jóvenes radicalizados que se unen bajo un mismo grito, mientras que la sala "Necropolítica/Fronteras" repasará esas historias en las que la frontera atraviesa las existencias de miles de personas, y en donde cruzarla puede llegar a implicar la muerte.

Además, tendrán lugar las charlas "I can't breathe. Un grito desde la perspectiva del movimiento Black Lives Matter'", con el estadounidense Kazembe Balagún; y "Las vidas faveladas importan. Un grito de mujeres organizadas", un diálogo entre las directoras Natasha Neri y Andrea Testa junto a las madres de menores asesinados por la policía de Río de Janeiro.

También, habrá lugar para las charlas "Mujer de frontera. Defender el derecho a la vida no es delito", con Helena Maleno (Marruecos, España); y "Gestión de la frontera, modo de gestión de la muerte", con Sandro Mezzadra (Italia).

Por otra parte, este año se realizará una retrospectiva especial sobre la cineasta feminista Sarah Maldoror, curada por su hija Annouchka de Andrade y por Chema González -Jefe de Actividades Culturales del Museo Reina Sofía-; y habrá un ciclo de cine de medianoche que se exhibirá en la sala "Noches Extrañas", cuyo lema es: todo cuerpo es político", y que tendrá presentaciones en vivo de Sofi Tramazaygues, prostituta y youtuber.

Para acceder a la programación se deberá generar un usuario a través del link

-: ¿Qué se tuvo en cuenta para la elección de las secciones centrales y las temáticas que aborda este año el festival?

Florencia Mazzadi: Hemos compuesto secciones que constituyen uno de los vértices por los cuales poder observar esta pandemia: "I can't breathe" es la sección que muestra cómo la diferenciación racial hace a un modo de conformación de nuestros vínculos y el asesinato de George Floyd es exponente de esto. Lo que significa que hay una gran cantidad de personas en este mundo que no tenemos un lugar y un modo de respirar.

La sección de "Fronteras/Necropolítica" está vinculada con lo que entendemos como la determinación de la imposibilidad del encuentro con el otro, que se observa perfectamente en el sistema de fronteras. Aquello que no puedo entender-que solamente puedo explotar pero no puedo acoger- me coloca un modo de frontera que me separa absolutamente y que no me permite hacerme cargo de la relación que estoy imponiendo. En este caso, es lo que imponen las potencias o los países, mal denominados, de primer mundo.

- ¿Es posible abordar la problemática migratoria sin tener en cuenta la lucha feminista y la situación de la mujer migrante?

FM: Esta edición tiene un foco especial basado en una de las pioneras del feminismo decolonial en materia cinematográfica que es Sarah Maldoror. De alguna forma lo que hacemos es poner eje en aquellas mujeres luchadoras que a lo largo de todo este tiempo han venido acompañando a CineMigrante y que por ser mujeres no han sido visibilizadas. En este caso, Maldoror es una de las referentes más importantes dentro de lo que es el cine decolonial, llamado cine del tercer mundo.

La mayor parte de las conferencias que acompañan esta edición tienen que ver con mujeres que son referentes para nosotras dentro de la lucha, como lo es Françoise Vergès, una de las intelectuales más importantes dentro del feminismo decolonial; Helena Maleno, militante y defensora de los derechos humanos en el mar Mediterráneo; y Ana Oliveira, mamá de Jonathan Oliveira, asesinado por la policía en Río de Janeiro, quien ha organizado a casi todas las madres de menores asesinados en manos de esa fuerza.

- Desde su creación en 2010, ¿en qué cambió el festival?

FM: El festival ha tenido cada vez un desarrollo más profundo, acompañado por el público, de una reflexión más atinada sobre los motivos por los cuales aún siguen siendo los discursos nacionalistas y la defensa de las identidades nacionales una de las ideologías imperantes y de que cada una de nosotras y de nosotros tenemos el derecho a habitar este mundo en igualdad de condiciones.

Fuente: Télam