Decálogo de las nuevas Primeras Damas

Tienen un recorrido similar: señoras que pasan de un día al otro, sábanas mediante, a dirigir los destinos de programas, editoriales, empresas, canales y hasta futbolistas millonarios. O por qué no, de varios de estos ítems a la vez.

Las Primeras Damas de la farándula. (Foto: archivo Web)
Las Primeras Damas de la farándula. (Foto: archivo Web)

El inicio, recorrido y duración de la mayoría de las chicas que se "consagran" como "Primeras Damas", es similar. Las señoras pasan de un día al otro, gracias las sabanas, a dirigir los destinos de programas, de editoriales, de empresas, de canales, y hasta futbolistas millonarios,  o por qué no de varios de estos ítems a la vez.

1. CHAU PRENSA: una vez electas, borran todo tipo de contacto con esos mismos periodistas a los que le pedían favores que iban desde aparecer en los medios, hasta contactos de caballeros o simplemente promoción.

2. HOLA TWITTER: sus reflexiones dejan de aparecer en las entrevistas gráficas o audiovisuales para declarar todo en la red social. Suben sus viajes, su alegría, expresan su amor "único" y demás. También usan este canal para destruir a sus idílicos señores cuando arrancan las crisis.

3. APRENDER A VOLAR: nunca más esos desgastadores viajes en micros, subte, taxi, remís o el humilde autito comprado con los primeros bolos. Cual eventuales reinas, los tramos cortos son en helicóptero y los otros, en aviones privados.

4. SÉQUITO: inmediatamente después de comprarse la mini cartera y el perrito extra small, se rodean de asistentes que le llevan estos dos ítems, suman secretarios para actuar de “filtro” y manejarles las “agendas”, porque siempre están “a full”.

5. EL PODER DE LA CAMA: desde la intimidad más absoluta, influyen contra enemigos del pasado y modifican ciertos aspectos de la vida de sus hombres, en lo familiar y lo laboral.

6. LA CRISIS: nunca falta un pequeño nubarrón en estos amores interesados. Ese es el momento clave en donde todas abandonan sus nuevos hábitos y vuelven sobre sus pasos mediáticos. Es entonces cuando empiezan a ventilar los detalles y pierden los modales adquiridos.

7. PRIMERAS MARCAS: la vestimenta de canje, de oferta en el outlet de Miami o comprada en los pasillos del teatro de revista, se convierte en prenda del pasado. La billetera del poderoso les permite nuevos lujos.

8. TUNEO FISICO: la metamorfosis inicial se basaba en siliconas y colágeno, pero una vez asumidas, comienzan a vestirse más señoriales, a disimular rasgos voluptuosos y hasta toman clases de protocolo para pulirse.

9. TAPAS: antes eran nota de relleno en las revistas farandulescas populares, exhibiendo sus curvas y revelando hasta el último detalle de su vida sexual. Ahora, exigen ser la portada de las revistas de elite y posan en mansiones espectaculares, muestran sus autos de alta gama o sus aviones privados.

10. SECRETOS: este es quizás el punto más descriptivo. El gen mediático impreso en el alma, las hace conservar siempre un as bajo la manga, porque la astucia que las encumbró no se pierde.