Óscar Jaenada: “Luisito Rey no tenía miedo y siempre sobrepasaba las líneas”

 El actor interpretó a uno de los personajes más odiados en la vida del querido Luismi.

Óscar Jaenada: “Luisito Rey no tenía miedo y siempre sobrepasaba las líneas”
Óscar Jaenada: “Luisito Rey no tenía miedo y siempre sobrepasaba las líneas”

De acuerdo a una entrevista del portal Publinews, el actor Óscar Jaenada dio su opinión acerca de lo que fue interpretar a una de las figuras principales en la vida de Luis Miguel, como lo fue su padre Luisito Rey, para la mini serie de Netflix que habló de su complicado y atractivo mundo.

Jaenada no es un desconocido en la escena internacional, puesto que se encargó de meterse en la piel de la leyenda mexicana Mario Moreno “Cantinflas”, para una película biográfica que salió hace unos cuatro años.

Por supuesto que, al actuar como Rey, Jaenada sintió un desprecio colectivo casi de inmediato, sabiendo que esa persona tomó medidas extremas para hacer de su hijo el cantante y figura que es hoy.

El actor tuvo un fuerte compromiso por seis meses, a modo de completar el proyecto como correspondía. Reveló que hizo todo lo posible para “creerse su personaje” y así proyectarlo a la audiencia.

“Vi en Rey a un personaje muy bueno. Hubo mucho trabajo porque no simpatizaba con él ni lo que hizo, pero sí era muy interesante. Tuvo muchos problemas con varias personas. Hubo secuencias complicadas y en un punto dije: ‘Me la estoy pasando mal’. Como actor debía trabajar y entender a Luisito y su complicada relación con Marcela Basteri, la mamá de Luis Miguel”, expresó Jaenada.

En la serie, que hace referencia a oscuros aspectos en la vida del Sol de México, Rey se ganó su lugar como el villano más odiado del momento, y las razones sobran.

“Creo que la ambición nos convierte en malas personas. La moral y ética ayudan a establecer un límite. Pienso que Rey no tenía miedo y siempre sobrepasaba las líneas”, enfatizó el actor. 

Pese al comportamiento dudoso y reprochable de Rey hacia su familia, Jaenada afirmó que de no haber sido por sus acciones, Luis Miguel no sería el cantante que aún disfrutamos y aplaudimos. ¿Estará en lo cierto?.