Madre estadounidense disciplinó a sus hijas y se convirtió en viral

Es casi imposible lidiar con los típicos hijos adolescentes, en especial para que hagan ciertas tareas engorrosas del hogar. Pero una mamá planeó muy bien la forma de recibir a cambio lo que realmente quería de ellos.

 

Madre norteamericana disciplinó a sus hijas
Madre norteamericana disciplinó a sus hijas

Alice Velásquez, una madre de Indiana, Estados Unidos, se cansó de que sus dos hijas adolescentes no hicieran caso a su petición de que limpiaran sus habitaciones. Por lo tanto, ideó un plan para enseñarles una lección de vida, que hasta la fecha no han olvidado.

En el momento en que sus hijas salieron de casa, se dispuso a recoger sus cosas y colocarlas en bolsas de basura, sin tiempo para seleccionar artículos ni mucho menos. Así cada bolsa contenía zapatos, ropa (limpia y/o sucia), maquillaje, entre otros.

Cuando las chicas regresaron, notaron un mensaje escrito en la puerta de sus habitaciones, y un sitio bastante despejado... por no decir vacío. Alice guardó las bolsas fuera de la vista, y les dijo que les devolvería sus pertenencias cuando le pagaran 25 dólares por cada bolsa.

La intrépida mamá continuó explicando que el dinero se les retribuiría, si hacían ciertas tareas en el hogar, para que juntos -como familia- mantuvieran todo limpio y ordenado. Al principio, no daban crédito a las palabras de Velásquez, pero cuando vieron que hablaba en serio, se pusieron manos a la obra para recuperar lo suyo.

Alice publicó su “estrategia” en Facebook, donde muy pronto se volvió viral. Algunas personas elogiaron el plan contra sus hijas rebeldes, mientras que otros rechazaron sus acciones, al punto de amenazarla con llamar a Servicios de Protección Infantil.

El caso llegó a los oídos de la producción del programa televisivo The Doctors, donde expertos como la psicoterapeuta y autora, Stacy Kaiser, apoyaron la iniciativa de esa astuta mamá, diciendo que el castigo empleado no era un abuso hacia sus familiares.

“No considero que hayas perjudicando psicológicamente a tus hijas. Eso no fue abuso. No fue negligencia. De hecho, creo que fue una forma creativa de tomar el control”, confesó Kaiser.

Por otro lado, Alice informó que la experiencia modificó el comportamiento de sus chicas dentro de casa, y que ahora todo se mantiene en perfecto orden, ante la posibilidad de que ejecute un castigo igual o peor, si no acatan ciertas reglas de convivencia.