El lado solidario de Meghan Markle

La prometida del Príncipe Harry es embajadora de la Fundación World Vision.

El lado solidario de Meghan Markle
El lado solidario de Meghan Markle

Aunque muchos digan que lo hace para imitar a la Princesa Diana, la verdad es que Meghan Markle tiene bastante tiempo involucrada en causas sociales.

Ella visitó la India como parte de su trabajo en la Fundación World Vision, de la cual es embajadora, para aprender sobre los diversos problemas que afectan a las niñas y mujeres de los barrios más pobres. Estos problemas se centran en la carencia de oportunidades para estudiar y tener acceso a los servicios de salud.

Este título de embajadora también lo han tenido una larga lista de celebridades, incluida la Princesa Diana, madre de su adorado novio. La Princesa de Gales visitó en 1992 la India y acudió a los barrios más marginados en compañía de la Madre Teresa de Calcuta. La madre de William y Harry hizo numerosas labores de beneficencia y sus hijos tienen la misma vocación que ella y han continuado con su legado.

Ese viaje coincidió con el movimiento Rise Up de World Vision! Daughters of India que busca aumentar la conciencia sobre la discriminación de género, incluyendo el problema de 63 millones de adolescentes que no tienen acceso a las instalaciones sanitarias adecuadas.

Para este recorrido, Meghan realizó su propia investigación y ayudó a establecer la agenda. Ella está muy comprometida con su cargo como embajadora y gracias a la labor que desempeña pudo comprobar el espectacular trabajo que se ha realizado a través de los años.

Ahora, la prometida del Príncipe Harry tiene pocos meses viviendo en Londres, pero se las ingenió para visitar en dos ocasiones a las víctimas del incendio de la torre Grenfell, en el que fallecieron 71 personas.

Pero hay más, según una fuente de Daily Mirror Markle hace constantes visitas a varias organizaciones de caridad, recordando el trabajo que hizo la Princesa Diana, porque quiere conocer cómo funcionan las organizaciones solidarias de Reino Unido, explicó un portavoz de Kensington Palace.