Curiosidades que quizás no conocías acerca de Tom Hanks

Más allá de ser un gran actor, tiene muchos datos interesantes que seguro te encantarán.

Curiosidades que quizás no conocías acerca de Tom Hanks
Curiosidades que quizás no conocías acerca de Tom Hanks

Tom Hanks es uno de los actores más exitosos de todos los tiempos, premiado y con un currículo impresionante lleno de películas excelentes que han cautivado al público en general.

Sin embargo, seguro existen varios datos que no conocés acerca del actor, más allá de sus trabajos en el cine. Seguí leyendo. 

Le gusta el teatro

Al ganador del Oscar le gusta hacer teatro y no le asustan los papeles ridículos, como el del asno de Sueño de una noche de verano que interpretó recientemente en una función benéfica en Los Ángeles.

Jugador de fútbol

Antes de volverse uno de los actores más reconocidos y aclamados de todo Hollywood, Tom Hanks tuvo su vida de adolescente como una persona normal. En el instituto jugó al fútbol varios años y actualmente no se pierde los partidos de su equipo favorito, el Aston Villa, muy famoso en la liga inglesa.

Aristócrata

Esta curiosidad es muy importante acerca del actor y es que el mismo está emparentado con uno de los presidentes más famosos de Estados Unidos, ya que la madre de Abraham Lincoln era una Hanks.

Carrera precoz

Su carrera empezó muy joven cuando tenía 21 años en un festival de teatro de Cleveland. A los 22 la crítica local le concedió su premio por hacer de Proteus en Los hidalgos de Verona de Shakespeare.

Su hermano fue su doble

En una de sus cintas más famosas, Forrest Gump del año 1994, no es Tom quien recorre trotando muchos lugares en Estados Unidos varias veces, sino lo hizo su hermano Jim, cinco años más joven que el actor. Hanks lo ha admitido sin pena diciendo que Jim estaba en forma y es mejor corredor.

Coleccionista

Hanks es un apasionado coleccionista de máquinas de escribir, y posee más de un centenar de ellas. Con alguna de ellas ha escrito los guiones de dos películas que ha dirigido, como The Wonders y Larry Crowne, nunca es tarde.