Cinco fantásticas actuaciones de Colin Farrell

 Trístemente estas películas no generaron la recaudación en taquilla que se esperaba. Mirá el tráiler de The Lobster. 

 

Cinco fantásticas actuaciones de Colin Farrell
Cinco fantásticas actuaciones de Colin Farrell

Es posible que la calidad de los filmes donde Colin Farrell ha actuado, cambiara enormemente al igual que su trabajo artístico. Se le ha visto tibio en grandes producciones y fuerte en otras descartables.

Hoy aprovecharemos para echar un vistazo a las cinco mejores interpretaciones del irlandés, una de las cuales le dio su primer Golden Globe como Mejor Actor de Comedia.

Tigerland (2000)

El film de Joel Schumacher tocó el tema de la guerra de Vietnam, desde un campamento militar de soldados estadounidenses que se preparaban para luchar, sin saber si regresarían de nuevo a casa.

Farrell jugó a ser un héroe interesante: torturado, desilusionado, renuente y dispuesto aferrarse al pequeño idealismo que tenía. Enfrentó ese desafío actoral con gusto, y su carisma y atractivo se ajustaron perfectamente a la historia.

Intermission (2003)

La película de John Crowley mostró a Farrell como un criminal. Se metió en la piel de Lehiff siendo guapo, encantador y expresivo. Además emanaba una energía volátil y nerviosa que podía convertirse en violencia asesina.

Su actuación y la película merecían una mejor acogida en taquilla… lo que nunca pasó.

In Bruges (2008)

El director británico-irlandés Martin McDonagh le dio a Colin una oportunidad de oro. Actuó como Raymond, un asesino perseguido después de ejecutar un mal trabajo. Ante las cámaras demostró un lado perverso, egocéntrico, irritante pero atractivo a la audiencia.

Pudo usar su acento natural, lo que fue un punto extra. In Bruges quedó como la primera película que realmente anuló la idea de que Farrell era un actor mediocre. De hecho, ganó su primer Golden Globe.

Miss Julie (2014)

La reciente adaptación de Liv Ullmann, del famoso examen de Strindberg sobre la crueldad sadomasoquista de los sistemas rígidos de clase, es la película con menos posibilidades de ser vista por un gran número de personas.

Farrell interpretó a Jean, el sirviente de la señorita Julie (Jessica Chastain), dama insegura y altiva de la casa donde trabaja. Al principio él es el blanco de los frívolos y malvados juegos de sociedad de Julie, pero gradualmente se revela la sumisión de Jean como un acto y nada más.

The Lobster (2015)

Farrell fue creíble al interpretar a David en ese loco mundo donde se desenvuelve. Rara vez se le consideró convincente en un papel de “hombre común”, pues la crítica cree que Colin es propenso a sobreactuar.

Acá supo disminuir su deseo y sentirse cómodo en ese insólito ambiente. Fue el mejor papel de su carrera, hasta ahora. Es un film sin desperdicio.