Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Preocupante foto del rey emérito Juan Carlos, con sus guardaespaldas y en Abu Dabi

Con traje oscuro y barbijo: así se observa al padre de Felipe VI, quien es ayudado por sus custodios para poder trasladarse.

Nueva y preocupante foto del rey emérico Juan Carlos, con sus guardaespaldas y en Abu Dabi
Nueva y preocupante foto del rey emérico Juan Carlos, con sus guardaespaldas y en Abu Dabi

Justo cinco meses después de anunciar su decisión de abandonar España hemos visto la que es la segunda imagen de Juan Carlos en Abu Dabi. El Rey emérito se instaló en agosto en los Emiratos Árabes y allí sigue, tal como muestra la fotografía publicada por 'Viva la Vida'. Él mismo comunicó su decisión de no viajar a su país en estas fechas navideñas a causa de la pandemia del coronavirus.

El programa de Telecinco ha obtenido en exclusiva esta instantánea en la que vemos al padre de Felipe VI desembarcando de un barco. El padre de Felipe VI, que viste traje oscuro y lleva mascarilla, aparece ayudado por dos guardaespaldas, que actúan como pilar para que el emérito pueda andar. Una reveladora fotografía que demuestra que la salud de don Juan Carlos es muy frágil.

La fotografía ha visto la luz dos días antes del 83 cumpleaños del emérito que, según lo publicado por diversos medios, pasará en solitario. Ya es un hecho que la infanta Elena, que parecía que iba a acompañar a su padre en estas fechas tan señaladas, no estará a su lado tal y como publicaban algunos medios.

Los quince días de cuarentena para la ida y para la vuelta del viaje complican el ansiado encuentro entre don Juan Carlos y su primogénita, que se vieron por última vez en noviembre, cuando se cumplió el 45 aniversario de la proclamación de Juan Carlos como rey de Epsaña.

El padre de Felipe VI se marchó el pasado agosto a los lejanos Emiratos Árabes, aunque el destino concreto se supo dos semanas después. El mensaje oficial de Zarzuela fue que lo hacía para “facilitar el ejercicio de sus funciones” a su hijo.

Fue entonces cuando los socios republicanos del Gobierno consideradon el apresurado exilio una huida en de sus presuntas responsabilidades penales.

Pese al intento de regularizar su situación con el erario público (el 6 de diciembre se dijo que don Juan Carlos pretende regularizar su situación para pagar a Hacienda alrededor de medio millón de euros), por ahora parece que lo más prudente es que se mantenga lejos de España. A pesar de que eso signifique celebrar uno de los cumpleaños más solitarios de su vida.

Fuente: vanitatis.elconfidencial.com