Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Valeria Archimó presenta a su hija, Ámbar Marín: "Ella me agarró más permisiva, la dejo hacer de todo"

#ExpertxsEnPañales: Valeria Archimó y su hija Ámbar

Ciudad visitó la casa de la bailarina y charlamos con ella y su pequeña, de casi cinco años. ¡Conocela!

Un bello jardín con césped muy verde y una piscina de fondo enmarcan la charla con Valeria Archimó (47) y su hijita Ámbar (cumple 5 años el 6 de diciembre).

Mientras la bailarina y coreógrafa nos recibe súper relajada -con jeans y zapatillas-, pero sin perder su coquetería, su pequeña hace lo propio con un cancherísimo conjunto. Según cuentan ambas a lo largo de la entrevista, la niña eligió su propio outfit y, además, se muestra súper participativa y hasta protagoniza parte de la entrevista con sus respuestas e historias.

Valeria y Ámbar viven en la Zona Norte del conurbano, en un acogedor barrio cerrado. En #ExpertxsEnPañales, la sección de Ciudad en la que los famosos presentan a sus hijos más chiquitos, se animan a contar más sobre su vida juntas.

-¿Cómo describirías a tu hija, Valeria?

-Tiene esa cosa coqueta que es muy mía. Físicamente se parece mucho al papá, pero tal vez el cuerpo se parece más a mí, la risa... Además, por ejemplo, hoy ella se eligió su conjunto y a mí me encanta eso. Ya se arma los conjuntos y después elige cuándo se los pone. Es muy decidida. Va, se prueba y listo. Le encantan los maquillajes, pero también los autitos, los camiones de bomberos, los transformers. También le gustan los unicornios, los bebés de juguete. Y nosotras somos muy compañeras, hacemos de todo juntas.

-¿Qué es lo que más disfrutan?

-Ella me agarró más permisiva, la dejo hacer de todo, jugar con maquillajes, hacemos “arte”. Ponemos una hoja y le ponemos plasticola, purpurina, recortamos revistas, ella pega. Hacemos como un gran collage. Yo me prendo a todo. También cocinamos juntas, nos vamos a la plaza. Somos muy compañeras. Cuando estoy, que estoy a la tarde, comparto todo con ella.  También ponemos música y bailamos. Lo que noto es que a ella le gusta bailar pero ya ser protagonista, no como a la mamá que le costó hasta que llegó...

-También sos mamá de Theo (junto a Gabriel Alanis), ¿cómo manejás las distintas edades, sexos y gustos de tus dos hijos?

-Teo, mi hijo mayor, ya tiene 15, así que no me da bola. Cuando ella nació, él tenía 10, así que también disfruté muchos años de estar con él en exclusiva. Además, me acompañaba muchísimo a todos lados: me pedía acompañarme. Si puedo llevarlos, lo hago. Al Bailando me acompañaba siempre. Se llevaba su compu, miraba alguna peli, capaz cuando yo ensayaba. Y Ámbar más todavía, me acompañó a la gira de Siempre juntos (con Carmen Barbieri y Fede Bal).

-¡Qué gran experiencia! ¿Cómo la vivieron?

-A veces nos íbamos en el micro con toda la compañía y dormíamos las dos juntas en una cama grande. Todos le jugaban y terminaba siendo una más, entre todos la cuidaban. Quizás si yo estaba en el cuadro, ella se quedaba mirándome. Y esta última temporada entraba para participar del cuadro de la familia, que era un cuadro musical. Encima también viene a mi escuela de baile. Por ahora no le estuve "encima" para que arranque a tomar clases, pero capaz ponemos música e improvisamos.

-¿Cómo se le explica a una nena tan chiquita la reciente separación entre vos y su papá Guillermo Marín?

-Estamos bien, es todo muy reciente, pero lo vamos llevando muy bien, todo muy charlado. Además, por ejemplo, ahora estamos preparando Únicas, puertas al amor, y Guille es el productor. Así que, si bien este último tiempo estuvo un poco tirante la cosa, funcionamos bien trabajando juntos. Él nos trata de dar todos los gustos, él apuesta a este proyecto y está contento con lo que estamos armando. Además, está bueno porque cuando vamos a las reuniones de producción, yo voy con Ámbar y son momentos que seguimos compartiendo. También viene acá a cenar, estamos todos. Nos hemos juntado con sus hijos también, que son los hermanos de Ámbar. La vamos llevando bien, es como una transición. Si bien después como toda pareja separada pueden pasar cosas, ahora estamos en esa transición y la vamos piloteando.

-¿Cómo es la relación de Ámbar con sus hermanos Theo (15, hijo de Valeria) y Kevin (25) y Axel (21)?

-Con todos los hermanos se lleva re bien. Pero con Theo, que convive, se lleva genial, además de que es el menor. Él le tiene una paciencia… Los tiene a todos a sus pies. Los cambia de lugar en la mesa, hace lo que quiere. Es la princesa de todos. Es más, su nombre lo eligió Kevin. Estaban todos reunidos, yo estaba por llegar, y cuando llego me dicen "ya tenemos el nombre: Ámbar". Y me encantó.

-¿Y vos cómo estás con la separación y ahora también compartiendo nuevamente trabajo con tu ex?

-Hace 8 años que estoy con él y siempre trabajé con él, así que no es nada nuevo. Y en lo que a mí respecta, saliendo poco por ahora. El otro día fui al espectáculo de un amigo, pero tampoco es que estoy muy salidora. Los fines de semana estoy con ella, así que estoy acá en casa. Me encanta salir y siento que en algún momento voy a volver, pero por ahora hago programas con Ámbar. De repente el papá la viene a buscar a la tarde y llamo a mis amigas, ahí puedo charlar.

-¿Ya te imaginás saliendo con alguien?

-Cero. Por ahora no. Estoy transitando este momento, con Ámbar, Theo y el trabajo.

-Contanos más sobre Únicas, ¿cómo va a ser?

-Lo estamos armando con Anita Martínez, ambas vamos a ser las directoras, y vamos a debutar el 20 de diciembre. Ella la está escribiendo y yo me voy a ocupar de la coreografía. Yo tengo un monólogo, tenía ganas de incorporar algo nuevo. Va a ser un espectáculo con música, humor. Además, van a estar Lourdes Sánchez, Cecilia Figaredo, Anita y Sandra Mihanovich. No es autobiográfico pero hablamos del amor, de lo que sentimos las mujeres cuando amamos, con los encantos y desencantos. No contamos una historia sino momentos, situaciones, personalidades. Ya empezamos a ensayar y estoy muy abocada a este proyecto. De acá hasta el 20 de diciembre no vamos a parar.  Es lo que más me gusta hacer: inventar, hacer, probar. Y este desafío para mí de hacer un monólogo. Lo he hecho pero en revistas y acá es otro abordaje. Este proceso creativo me encanta.