Silvina Luna, arrepentida: "Buscaba cierta seguridad en el afuera y terminé muy mal; la cirugía que me hice fue innecesaria"

La modelo y actriz rosarina habló de su salud tras pasar por el quirófano en 2011. Además, su deseo de ser mamá.

Silvina Luna, arrepentida de la cirugía (Foto: web)
Silvina Luna, arrepentida de la cirugía (Foto: web)

Luego de pasar seis meses entre Nueva York y Alemania, Silvina Luna (36) volvió a la Argentina para asumir compromisos laborales y retomar su cotidianidad. "Hacía tiempo que quería hacer este viaje y lo programé para este año visitando amigos... Vine a estudiar, a sacarme la ciudadanía y a pasear. Pero a fines de septiembre vuelvo a la Argentina", le decía a mediados de septiembre la bella rosarina a Ciudad.com.

"Yo siempre había sido una mina sana y linda, pero en 2011 tomé la decisión equivocada: me hice una cirugía innecesaria. Lo peor es que me topé con un mal profesional, que además es un inconsciente".

Feliz con la experiencia ganada, apostando a una vida sana y fuerte en lo espiritual, Luna habló con la revista Gente de su salud, tras practicarse una operación en Estados Unidos para extraerse el producto que le había colocado Aníbal Lotocki en los glúteos en 2011; y de su soltería, tras ponerle punto final a su noviazgo de más de cinco años con el DJ, Manuel Desrets (25).

Arrepentida de haber pasado por el quirófano para "embellecer" su figura, Silvina aseguró: "Buscaba cierta seguridad en el afuera y terminé muy mal... Yo siempre había sido una mina sana y linda, pero en 2011 tomé la decisión equivocada: me hice una cirugía innecesaria. Lo peor es que me topé con un mal profesional, que además es un inconsciente".

"Estoy disfrutando de la soledad después de cinco años de convivencia. Claro que estoy abierta a volver a enamorarme. Me encantaría conocer pronto al amor de mi vida y cumplir mi deseo de ser madre. Ese es mi sueño".

Luego explicó cuál fue la intervención que se realizó en el exterior y destacó que aún sigue cuidándose por su problema renal: "Uno de los motivos de mi viaje a Estados Unidos fue que un cirujano argentino, el doctor Cristian Pérez Latorre, me ofreció operarme con una máquina especial en Los Ángeles. Me sacó lo que me habían puesto en el 2011 con un procedimiento no invasivo. Yo estaba bastante asustada por volver a entrar a un quirófano, pero resultó una buena opción... Ahora hago una vida normal, pero debo cuidar mis riñones porque todavía tengo insuficiencia". 

Por otro lado, Luna habló de su estado civil y de su deseo de ser madre en algún momento: "Estoy disfrutando de la soledad después de cinco años de convivencia. Claro que estoy abierta a volver a enamorarme, pero me gusta lo que me toca en este momento. Por supuesto que me encantaría conocer pronto al amor de mi vida y cumplir mi deseo de ser madre. Ese es mi sueño".