Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Sebastián Estevanez visitó a Carina Zampini y recordaron su primera escena hot en Dulce Amor: "Tuvimos que tomar un poco de vino para relajarnos"

El galán estuvo en Morfi, todos a la mesa y se reencontró con su gran heroína de telenovela. ¡Imperdible diálogo!

Sebastián Estevanez visitó a Carina Zampini en Morfi, y recordaron la primera escena de sexo en Dulce Amor

Sebastián Estevanez (42) fue el invitado de Morfi, todos a la mesa del lunes y, con su presencia, hizo que la inolvidable pareja de Marcos y Victoria de Dulce Amor (desde hoy volverá a emitirse a las 14 por Telefe) se volviera a reunir por un rato.

DEmostrando que la química junto a Carina Zampini, su excompañera, está intacta, recordaron juntos divertidas anécdotas de las grabaciones, entre la que se destacó cómo fue la primera escena de hot entre ellos.

"Para hacer la escena de sexo de la alfombrita nos tomamos un poquito de vino. Estábamos un poco nerviosos, la escena era bastante jugada. Nos tenemos un gran respeto y nos queremos mucho, está todo bien siempre. No nos cuesta trabajar juntos", reveló Estevanez.

Zampini, por su parte, agregó: "Lo que pasó en esta escena que dice Seba es que era la primera de esa pareja. Tardamos muchos capítulos en darnos el primer beso, que había sido en un sueño. En la primera escena de sexo de Marcos y Victoria la gente estaba desesperada. Teníamos cierta presión y sentíamos que le teníamos que dar a la gente lo que estaba esperando. En una historia de amor la primera escena de sexo tiene que tener algo quenchi, amor, ternura, pasión y sin mostrar... porque era una telenovela blanca".

Pasando al terreno de la vida real, el actor se refirió a su vida familiar, junto a Ivana Saccani (28): "Estamos esperando a Valentino, nuestro tercer hijo (ya son papás de Francesca, de 7 años, y de Benicio, de 5), y mi gran ejemplo son mis padres. Están divorciados desde hace 25 años pero no faltan nunca a un cumpleaños nuestro juntos. No me quiero emocionar... Lo voy a contar rápido. Vienen a las fiestas de fin de año e incluso se han ido con nosotros de vacaciones estando separados. Se siguen amando por más que no sean pareja. Voy a armar un quilombo con sus respectivas parejas, ja, ja. La realidad es que se quieren en lo humano y aman la familia, a sus hijos, y saben que la única manera de que todo funcione bien es teniendo una buena relación entre ellos. Fue el mejor ejemplo y son dos excelentes personas, al igual que mis hermanos Diego y Sol. Además, la familia de mi mujer es divina también y son otro gran ejemplo".