Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Roberto Moldavsky y los tweets picantes de sus hijos sobre MasterChef Celebrity: "Para afuera, somos un bloque, pero nos puteamos puertas adentro"

El humorista se refirió a la polémica que se generó por un mensaje de su hijo sobre el jurado del reality.

Roberto Moldavsky y la polémica por los tweets de sus hijos sobre MasterChef Celebrity: "Para afuera, somos un bloque, pero nos puteamos puertas adentro"

Luego de quedar eliminado de MasterChef Celebrity, Roberto Moldavsky dio una entrevista a Intrusos donde analizó su paso por el certamen de cocina. Una de las preguntas fue la polémica que se generó por el apoyo de sus hijos en Twitter, y en especial por un mensaje dudosamente "humorístico" de su hijo Eial.

"Estuvo tranqui la devolución a cargo de los afiliados del partido de Biondini", escribió el hijo mayor del cómico, comparando a Germán Martitegui, Donato De Santis y Damián Betular con los seguidores del político Alejandro Biondini, cuestionado por reivindicar el nazismo. Roberto explicó cómo reaccionaron ante la polémica: “Nosotros somos un bloque, laburamos en bloque, y después nos puteamos adentro. Para afuera, los Moldavsky”, se sinceró.

“Sé que Pallares se puso mal por lo que dijo mi hijo, pero en el humor tenemos que jugar un poco porque sino vamos a contar chistes de loros y elefantes toda la vida”, dijo el humorista, sobre la opinión que tuvo el panelista de Intrusos cuestionando el tema elegido para la comparación.

"No estaba planeado. Nosotros decidimos hacer una movida como que el jurado estaba en contra mía y no era que yo cocinaba tan mal y después cociné tan mal que ya no había forma de sostenerla".

“Yo especialmente con Martitegui tengo muy buena onda y eso también se veía en el programa. Se empezaba a reír porque no podía ni expresar lo feo que estaba. Fue un juego que hicimos y que por ahí se malinterpretó. De hecho, después mi hija fue al programa”, explicó. “No estaba planeado. Nosotros decidimos hacer una movida como que el jurado estaba en contra mía y no era que yo cocinaba tan mal; y después cociné tan mal que ya no había forma de sostenerla”, finalizó Roberto Moldavsky, divertido.