Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Ralph Macchio y William Zabka revelaron los secretos de la temporada 3 de Cobra Kai: "La nostalgia es la frutilla del postre"

Los protagonistas de la serie del momento, que llega a Netflix el 1° de enero, en un mano a mano imperdible con Ciudad.

Entrevista exclusiva con los protagonistas de Cobra Kai

Decidida a competir en serio con el amplio universo de las plataformas de streaming, Netflix adelantó el estreno de la tercera temporada de Cobra Kai que llegará el 1° de enero a las pantallas. En un mano a mano imperdible con Ciudad, William Zabka (Johnny Lawrence) y Ralph Macchio (Daniel LaRusso) explicaron cómo lograron unificar una historia para tres generaciones muy diferentes en base a buenos guiones y pequeños guiños que hacen delirar a los fanáticos de los filmes de The Karate Kid.

En esta tercera etapa de la serie, que pasó de YouTube Premiun a Netflix pero mantuvo intacta la química, tanto Lawrence como LaRusso deberán enfrentar la creciente amenaza del dojo de Cobra Kai, ahora en manos de John Kreese (Martin Kove), el villano original de los filmes. Al mismo tiempo, la nueva generación de karatekas, deben aprender a controlar sus miedos y sus impulsos en el largo camino hacia la madurez.

-La primera pregunta es para Ralph: tenés 58 años y recuerdo una película tuya en la que envejecías muy joven por una enfermedad. ¿Cuál es tu secreto para mantenerte tan joven?

Ralph Macchio: -Las artes marciales (risas). No, si fuera así estaría todo el mundo tomando clases de artes marciales porque estarían todos influidos para comprar cosas de artes marciales. La verdad es que tengo un estilo de vida bastante saludable, pero es culpa de mis padres, es su culpa que yo parezca muy joven para mi edad. En realidad, no hay un secreto. Que estemos haciendo esta serie demuestra que nos mantenemos jóvenes. Billy y yo nos estamos haciendo más jóvenes cada año. Netflix nos quitó cinco años de nuestras vidas, no nos agregó cinco años, y podemos continuar con nuestra juventud. Creo que es bueno que nosotros luzcamos jóvenes para nuestra edad porque, en caso contrario, no nos habría ayudado a vender el programa. Nadie es pequeño, y soy lo que soy.

"Cualquiera de los personajes puede volver. Creo que cualquiera del canon de la serie, y de Karate Kid I, II, III y de Karate Kid: la nueva aventura porque era el universo de Miyagi. Así que todo es posible".

-En esta temporada, regresan muchos personajes clásicos de la mitología de The Karate Kid. ¿Veremos a Elizabeth Shue, Hilary Swank o Jaden Smith en algún futuro próximo?

William Zabka: -Cualquiera puede volver. Creo que cualquiera del canon de la serie, y de Karate Kid I, II, III y de Karate Kid: la nueva aventura porque era el universo de Miyagi. Así que todo es posible. No sabemos más que lo que vos sabés, y me refiero a que las páginas de guiones llegan, y los creadores nos sorprenden y es bueno para nosotros porque no sabemos y no necesitamos saber; pero como te dije, todo es posible y hay grandes sorpresas en esta tercera temporada y son muy completas y muy satisfactorias. Creo que hay lugar para todos siempre que funcione orgánicamente con la historia y no que los personajes estén allí solo para que digan ‘mirá quién está ahí’, pero tiene que funcionar en la narración.

-¿Cuál es el secreto para mantener la magia y la nostalgia en la serie?

WZ:- Es porque el show no se basa en la nostalgia. La nostalgia es como la frutilla del postre, si no sería como una serie sobre la nostalgia. La gran cosa que hicieron los guionistas cuando nos lo trajeron es que nos lo mostraron como un espectáculo en sí mismo como si no hubiera habido un Karate Kid. Es sobre un tipo que es un mal sensei y un buen sensei, pero hay mucha nostalgia para tirar para lanzar sobre eso, si no sería solo eso. Y es por eso que estamos tan emocionados con la serie porque es un show de lo más relevante con temas como mentoría y bullying y relaciones, adversidad y conflicto; y tratar de resolver los conflictos que se suscitan entre la gente. Son todas cosas que se conectan: no es solo escuchar sobre una película de los ´80, o recordar “la grulla” o algo sobre el filme, pero todo eso suma y le da una gran dimensión y le hace tanto bien. Así que hay mucha nostalgia, pero también hay un sólido relato que no tiene mucho que no tiene nada que ver con eso.