La pregunta hot de Moria cuando Barby Franco contó que se disfrazó de Gatúbela para Burlando: "¿Se toca cuando te mira?"

La capocómica sorprendió a la modelo en PH, Podemos Hablar después que ella reveló cómo cumplió una fantasía de su pareja.

La pregunta hot de Moria Casán a Barby Franco en PH

En PH, Podemos Hablar dos de las invitadas del último fin de semana fueron Moria Casán (52) y Barby Franco (26). Ambas disintieron sobre cuántas veces disfrutaban tener sexo por semana, pero fue la jurado del Bailando quien terminó oficiando de entrevistadora e indagando en el lado más caliente de Barby con Fernando Burlando.

Barby: "La última vez le hice una cena romántica donde tenía que ‘seguir las huellas de Gatúbela’ y al final estaba yo con un caño (sic) metida en la cama y ahí estaba yo como Gatúbela".

“Es insoportable. Me corre por toda la casa y yo me escapo. Parecemos Tom y Jerry. Si es por él, todos los días pero por mí, con una o dos veces por semana está bien”, aseguró que la modelo, antes de que Moria comience a preguntarle por una fantasía sexual.

“¿Te disfrazás? Me da que él te exige disfraz”, lanzó, sin vueltas la capocómica. “Pocas veces. La última vez le hice una cena romántica donde tenía que ‘seguir las huellas de Gatúbela’ y al final estaba con un caño (sic) metida en la cama y ahí estaba yo como Gatúbela. Me sentí tan ridícula, pensaba ‘qué estoy haciendo’. Me sentía como rara”, detalló, pero Moria fue muuucho más allá.

Moria: "¿Cuando te mira, se toca? No me pongas el sexo en un altar, es lo mismo que contar que te disfrazaste. Se toca un poquito. Mirá si va a tocar todo el tiempo el derecho penal, mi amor. Un poco de distracción".

“¿Cuando te mira, se toca?”, lanzó la diva, haciendo un gesto con las manos y provocando la risa de todos en el ciclo, mientras Barby, se tapaba la boca, conteniendo la risa y no quería responder. “No me pongas el sexo en un altar, es lo mismo que contar que te disfrazaste. Se toca un poquito”, presionó la capocómica. “Sí, un poquito”, terminó admitiendo la modelo, con una risa nerviosa. “Mirá si va a tocar todo el tiempo el derecho penal, mi amor. Un poco de distracción”, remató Moria, con el humor que la caracteriza.