Polémicas declaraciones de Ivo Cutzarida sobre la "ideología de género": fuerte respuesta de Rodrigo Lussich

El conductor de Confrontados mantuvo un encendido intercambio con el actor, quien se posicionó contra la libre elección de género con desafortunados ejemplos.

El cruce televisivo de Rodrigo Lussich e Ivo Cutzarida

El ejercicio de la libertad de expresión y opinión fue aprovechado al máximo por Ivo Cutzarida (56) en los últimos días, cuando lanzó polemiquísimas declaraciones, con sesgos desafortunados: ''La ideología de género es una porquería. Uno no determina el sexo, lo determina la naturaleza. El hecho de que te cortes el pito y los testículos y te pongas un vestido (sic), no te hace una mujer, nunca vas a ser una mujer. Y si naciste mujer nunca vas a ser un hombre’’. A raíz de esos dichos, el actor fue invitado a Confrontados y Rodrigo Lussich (45) lo cruzó con un fuerte testimonio personal.

Siempre citada como ejemplo a su pesar, Florencia de la Ve sirvió para ¿clarificar? el pensamiento de Cutzarida: "Es una persona que nació hombre, que tiene sexo masculino y que vive su sexualidad como a ella le parece. Está perfecto". En ese momento, Paula Varela le preguntó si para él Flor era una mujer, Ivo se siceró: "Para mí no; Flor no es una mujer".

Ivo Cutzarida: "Para mí Flor de la Ve no es mujer. Yo le digo Flor porque soy un tipo educado y respetuoso. ¿Quieren que le digan que es linda? Le dije que es hermosa y está perfecto porque respeto todo lo que siente. Pero es lo que siente, no lo que es naturalmente".

Acto seguido, Lussich recordó que la artista tiene su documento bajo la identidad de Florencia Trinidad, y el invitado replicó: "Si quieren que le diga Flor, le digo Flor porque soy un tipo educado y respetuoso. ¿Quieren que le digan que es linda? Le dije que es hermosa y está perfecto porque respeto todo lo que siente. Pero es lo que siente, no lo que es naturalmente. No va quedar embarazada nunca, no va a menstruar, no va a tener útero ni a producir óvulos".

Lussich: "¿Vos te pensás que si yo hubiera podido elegir, no sería heterosexual? ¿Qué más quisiera uno que ir del brazo de la persona uno ama, besarse en la calle, y seguir ciertas normas sociales que no le choquen a nadie? Uno se autocensura para no ser rechazado".

Así fue que, tras una digresión de Ivo respecto de que los gemelos estadounidenses Reiner, quienes se suicidaron en los años 60 luego de que el psicólogo John Money intentara probar su teoría de que la elección sexual dependía de la forma en que los padres criaban a sus hijos, Lussich lo cruzó horrorizado y abrió paso a su testimonio de vida. "¿Vos te pensás que si yo hubiera podido elegir, no sería heterosexual? ¿Qué más quisiera uno que ir del brazo de la persona uno ama, besarse en la calle, y seguir ciertas normas sociales que no le choquen a nadie? Uno se autocensura para no ser rechazado. ¿Uno elige algo para ser rechazado en la vida? Lo último que uno quiere es ser rechazado. Y si se tratara de una elección, uno no elegiría ser lo que es. No porque sea infeliz, porque yo soy absolutamente feliz con mi elección y con mi naturaleza, pero si no fuera feliz no podría vivir en este mundo y llegaría a una decisión horrible (como el suicidio) que por suerte nunca me tocó ni me tocará. Si se tratara de elegir, uno no elegiría que la gente te rechace y te diga pu…".

Escandalizado, Cutzarida respondió: "Estamos discutiendo dos cosas distintas. Yo discuto la ideología de género, que es un pensamiento erróneo de creer que lo social determina el sexo. Pero no. Hay dos sexos: masculino, femenino y está el hermafrodita, pero no hay más sexos. Cada ser humano vive su sexualidad, vos la vivís así (como homosexual) y bienvenido sea. Te merecés todo el respeto".

Ivo Cutzarida: "Yo fui a una fiesta en Los Ángeles en donde todos eran vampiros. Eran pibes y pibas que no salían de día, algunos hasta se sacaban su sangre y chupaban, porque ahí encontrás de todo. Ellos se creían vampiros, pero no son vampiros. Son seres humanos”.

Al final del debate, Ivo Cutzarida concluyó desafiante con una analogía insólita: “Cada uno puede sentir lo que quiera. Yo fui a una fiesta en Los Ángeles en donde todos eran vampiros. Eran pibes y pibas que no salían de día, algunos hasta se sacaban su sangre y chupaban, porque ahí encontrás de todo. Ellos se creían vampiros, pero no son vampiros. Son seres humanos”.