Pamela David reveló el acoso que sufrió en un boliche: "Fue un espanto, me preguntaron si cobraba"

La conductora relató dos episodios desagradables que vivió en los comienzos de su carrera. Video.

Pamela David y su confesión sobre un desagradable momento que vivió: "En un boliche me preguntaron si cobraba"

Los últimos años hicieron que, con el auge del feminismo y el crecimiento de movimientos como el #MeToo, muchas figuras del espectáculo se abran a confesar desagradables momentos que vivieron signados por el acoso sexual, la violencia y el abuso de poder. En PH Podemos Hablar, Pamela David recordó dos malas experiencias que tuvo.

“Yo soy de las que no se anima a contar, pero el día que me anime y tome valor... No soy de las mujeres valientes, las admiro, las banco mucho, les creo a todas. Yo soy de las que todavía me cala la crítica o que digan ‘ahora sale a contar’”, empezó diciendo la conductora de Pamela Tarde.

"Me mandaron a preguntar, algo tan espantoso y por lo que me sentí tan mal, si cobraba. No sabés lo mal que me sentí. Pensé ‘estoy acá a las 5 de la mañana, me estoy fumando a cada pelotu… por dos pesos con cincuenta’".

“Un representante, muy conocido en su momento, al que yo le iba a dar trabajo, porque él se iba a llevar una comisión de mis contratos… Yo no lo viví mal, pero muchas chicas podrían haberlo vivido así. Él en un momento me agarra la mano y me dice ‘¿no me ves lindo?’. Me agarró la mano y esa cosa de 'pajerto'”, recordó. “En ese momento yo ya me sentía fuerte, tenía mi trabajo y lo mandé recontra lejos. Lo conté porque muchas chicas, tal vez, se vuelven a sus provincias pensando que son todos iguales y no es así”, aseveró.

También Pamela contó la desagradable oferta que sufrió en 2003 en un boliche de Catamarca: “Después de El Bar, mi currete era ir a la barra de los boliches a hacer tragos jueves, viernes, sábados, domingos. Me mandaron a preguntar, algo tan espantoso y por lo que me sentí tan mal, si cobraba. No sabés lo mal que me sentí. Pensé ‘estoy acá a las 5 de la mañana, me estoy fumando a cada pelotu… por dos pesos con cincuenta’”, reveló, dolida. “En ese momento pensé ‘si hago Pamela Sex en Playboy’, a lo mejor piensan eso. Después me desenojé con el otro porque yo no le di cabida”, aseguró.